Vox vive en Córdoba su primera gran crisis interna tras la elección de la candidata a la Alcaldía

Acto de VOX por el 12 de octubre en Córdoba

Vox está viviendo desde hace un par de semanas su primera gran crisis interna en Córdoba. La elección como candidata a la Alcaldía de Yolanda Almagro, una veterana de la formación pero con escasa presencia local en la capital o la provincia en los últimos años, ha provocado un enorme malestar interno que ha concluido con la dimisión del que hasta este martes era su coordinador local, Julián Urbano, avanzada por este periódico en exclusiva. Urbano ha verbalizado de manera interna su malestar con el proceso de elección. Su marcha evidencia el descontento con el proceso.

Dimite Julián Urbano, coordinador de Vox en Córdoba capital

Dimite Julián Urbano, coordinador de Vox en Córdoba capital

Este mismo miércoles, en declaraciones a La Voz de Córdoba, Julián Urbano aseguraba que apenas conocía a Yolanda Almagro, más allá de un par de mensajes de WhatsApp, y en una crítica velada decía que “el partido es presidencialista” y que ha tomado su propia decisión. “Sus razones tendrán”, concluía este abogado que se ha implicado de manera intensa en la organización de Vox en Córdoba durante los últimos años.

La crisis desatada en Vox en Córdoba es similar a la que ha ocurrido, antes o después, en otras provincias españolas. La formación tiene una vocación claramente nacional, donde la cúpula decide sobre la militancia. Por eso, y según ha podido contrastar este periódico de varias fuentes, se han desvelado dos corrientes internas en Córdoba. Por un lado la del que fuera portavoz de Vox en el Parlamento de Andalucía y presidente del partido en Córdoba, Alejandro Hernández, y por otro la del diputado en el Congreso José Ramírez. La cercanía de Ramírez a Santiago Abascal ha primado en su favor, advierten.

En esta última corriente se encuadraría la futura candidata de la formación, Yolanda Almagro. Almagro es una veterana de Vox. Formó parte de la candidatura a las europeas de 2014, cuando Vox debutó como partido. Entonces acompañaba en la plancha al mismo Santiago Abascal. En marzo de 2015 fue la candidata al Parlamento de Andalucía por la provincia de Córdoba. En aquellos años Vox era un partido residual, con menos votos que otras formaciones extraparlamentarias, como el Pacma.

La dimisión de Urbano anticipaba otras marchas locales. Urbano había armado una dirección local cohesionada, en línea directa con el trabajo de la actual portavoz en el Ayuntamiento, Paula Badanelli. Tanto que la propuesta de Vox en Córdoba fue que Badanelli encabezara la candidatura de mayo de 2023. Finalmente, la propuesta fue desoída.

La marcha de Urbano llega en un momento clave, justo cuando tiene que elaborarse la futura lista electoral que acompañará a Almagro en los comicios de primavera. Tradicionalmente, Vox elegía como número uno o dos al coordinador local. Urbano se ha eliminado automáticamente de la plancha con su marcha. Está por ver la postura que asume también Badanelli, quien ha participado ya en actos de precampaña con la propia Yolanda Almagro, por lo que no sería descartable que repitiese en la candidatura.

Etiquetas
stats