CASCO HISTÓRICO

Los vecinos del Casco Histórico denuncian que la Gerencia no atiende su petición de instalar placas solares

Las asociaciones vecinales del Casco Histórico reclaman soluciones para poder instalar placas solares

Las asociaciones vecinales del Casco Histórico se han concentrado este jueves a las puertas del Ayuntamiento de Córdoba para exigir una respuesta ante su petición de poder instalar placas solares en sus viviendas. Una iniciativa a la que no han tenido respuesta por parte del presidente de la Gerencia de Urbanismo (GMU), Salvador Fuentes, según han denunciado en declaraciones a los periodistas.

La instalación de estos elementos está prohibida desde que en julio de 2007 el Consejo Rector adoptara un acuerdo que la prohibía. Los vecinos de La Axerquía, Regina-Magdalena, La Medina, Galea Vetus de San Agustín, San Lorenzo Existe, Puerta de Almodóvar y La Fuenseca, Santa Marina y Orive, llevan insistiendo en esta propuesta al presidente de la GMU desde hace un año. Así lo ha manifestado ante los medios la presidenta de La Medina, Lourdes Martínez.

Ante su petición, los argumentos en contra que han recibido por parte de Fuentes, manifiestan en una nota de prensa, “caen por su propio peso”. Como ejemplo de la iniciativa que quieren tomar han señalado a Ámsterdam, que teniendo una superficie Patrimonio de la Humanidad “bastante más grande que Córdoba”, tiene una política activa que permite la colocación de estos elementos agarrándose a ciertos criterios de estética y visibilidad.

Por su parte, Marcos Peel, arquitecto y vecino del Casco ha desmentido que las azoteas del Casco sean “bonitas estéticamente, como piensa la gente, son azoteas conolizadas con todo tipo de artilugios”. Motivo por el que no se estropearía la estética de los tejados de estos barrios. Para comprobarlo, ha indicado que se han elaborado estudios con fotografías para intentar ver como se ve una cubierta con placas solares. “No quiere que se vean desde la calle pero hay muchos tejados que no se ven desde la calle”.

Además, según ha expuesto, las placas tienen una vida útil de 10 años por lo que después se podrá instalar “otra cosa mejor”. Pero ha insistido en la importancia de tomar la medida por la emergencia climática y política que obliga a hacer “una transición energética” y ha señalado que esta es la forma “más democrática y barata de hacerla”. En un futuro, los vecinos creen que, tras terminar con su vida útil, se podrán reemplazar con otro tipo de tecnologías.

Por último, Guillermo Contreras de La Axerquía, ha denunciado que Fuentes les informó que estudiarían la propuesta a finales de mayo para que se aprobara a finales del mes. “Estos compromisos que no los ha cumplido es lo que nos trae aquí”. Durante la concentración Salvador Fuentes se ha dirigido a los vecinos a su entrada en el Ayuntamiento. “Estamos en ello” ha sido la frase que les ha repetido continuamente.

Etiquetas
stats