Vecinos del casco histórico presentan en Urbanismo una propuesta para poder poner placas solares

Vecinos del casco histórico piden poder instalar placas fotovoltaicas en esta zona de la ciudad

Las asociaciones vecinales Axerquía, Regina-Magdalena, Medina, Galea Vetus y Santa Marina-Fuenseca-Orive han presentado ante la Gerencia Municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Córdoba una propuesta para regular la instalación de placas solares en el casco histórico, instalación que no está permitida desde que el 31 de julio de 2007 el Consejo Rector adoptara un acuerdo prohibiendo la instalación de estos elementos.

“La emergencia climática, reconocida por todo tipo de instancias nacionales e internacionales como el Parlamento Europeo, el Parlamento Español y el Pleno del Ayuntamiento de Córdoba (Declaración de Emergencia climática aprobada por unanimidad de todos los grupos municipales el 14 de noviembre de 2019) hace necesario revisar el acuerdo en cuestión para facilitar la generalización de la implantación de energías renovables que nos permitan prescindir de los combustibles fósiles”, aseguran a través de una nota de prensa.

Las asociaciones proponentes estiman que la regulación debe permitir a los hogares resolver una parte importante de sus necesidades energéticas y debe responder a la normativa vigente en lo que a transición energética y cambio climático se refiere, es decir, responder a lo dispuesto en normativa europea, legislación estatal (Ley 7/2021 de cambio climático) y legislación autonómica (Ley 8/2018 de medidas frente al cambio climático).

Para las asociaciones firmantes de esta propuesta, las restricciones deben ser las mínimas necesarias, “pues es necesario entender la energía como un suministro esencial, es decir como un derecho y en consecuencia debe ser económicamente accesible para la mayoría de las familias con bonificaciones y ayudas especiales para las rentas más bajas”, exponen. La regulación, estiman las asociaciones citadas, debe promover las instalaciones comunitarias, permitir una tramitación fácil y rápida que no alargue los trámites en exceso e ir acompañada de una campaña de educación/información sobre el uso de la energía que estimule las iniciativas de autoconsumo.

La propuesta presentada por estas asociaciones se ha formulado teniendo en cuenta lo dispuesto en el Catálogo de Zonas Protegidas de la Junta de Andalucía, que diferencia dentro del Casco Histórico de Córdoba tres tipologías de edificios: los edificios declarados Bien de Interés Cultural (BIC), los edificios que integran el Entorno de los BICs y el resto de los edificios del Casco Histórico. De igual manera se ha tenido en cuenta la regulación ya existente para la instalación de elementos sobre cubierta  recogida en el artículo 23 del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico (PEPCH) que determina las condiciones para la instalación de elementos técnicos encima de la última línea de forjado: elementos técnicos de climatización, ventilación, telecomunicaciones, ascensores, paneles publicitarios o similares.

Las asociaciones han elaborado la propuesta en función de las tipologías de edificios antes indicadas, de manera que en los edificios considerados Bien de Interés Cultural debe aplicarse el Plan Especial de Protección del Casco Histórico implementando en dichos edificios el máximo de tecnología disponible, como placas integradas en los tejados o cubiertas de cristal fotovoltaico. En los edificios afectados por el Entorno BIC y la Zona declarada Patrimonio de la Humanidad será de aplicación lo dispuesto en el artículo 23 del PEPCH y será necesario el informe positivo de los técnicos municipales y de cultura, informe que deberá evacuarse en un plazo determinado para evitar dilaciones. Por último, en el resto de edificios del Casco Histórico la regulación será la misma que para la instalación de cualquier elemento sobre cubierta (antenas, aparatos de aire acondicionado...), es decir conforme a lo dispuesto en el artículo 23 del PEPCH.

Las asociaciones han presentado esta propuesta de regulación con el objetivo de colaborar en que “la solución sea rápida y buena para la mayoría de la población y edificios del Casco Histórico y a la vista de que en el periodo transcurrido desde que en mayo de 2021 se tramitó por primera vez ante el Ayuntamiento esta reivindicación y a pesar de su insistencia en trabajar conjuntamente con los técnicos municipales, la GMU no ha dado ningún paso en este sentido, obviando la participación vecinal en el estudio de las posibles soluciones”.

Con la presentación de este documento las asociaciones interesadas esperan que la GMU abra el proceso de trabajo conjunto entre las asociaciones y los técnicos municipales que permita la presentación a finales del verano de una propuesta consensuada con las partes interesadas para su aprobación en los órganos de gobierno competentes.

Etiquetas
stats