El reloj de Las Tendillas se vuelve a averiar

El reloj de las Tendillas se vuelve averiar

Apenas nueve meses ha durado sin problemas la reparación del reloj más famoso de la ciudad de Córdoba, el de Las Tendillas que a cada hora rasga un acorde de guitarra. En los tiempos de los teléfonos móviles, los relojes públicos son más decorativos que otra cosa. Por eso, una avería como la de este lunes pasa desapercibida para la mayoría de los ciudadanos.

Este lunes, a las 12:26, el reloj de Las Tendillas marcaba las 6:10. O las 18:10. Las agujas del cronómetro cordobés iban con seis horas y media de retraso. Poco después, ya a las 13:10, apenas había recorrido otros 30 minutos, pero completamente fuera de hora.

Fue a finales del mes de octubre cuando el reloj de la Plaza de Las Tendillas de Córdoba se quedaba mudo. Sufría una avería y el emblemático sonido que emite al dar la hora, con su rasgueo de guitarra, no se escucha desde entonces en el centro de Córdoba. Además, tampoco da la hora correcta desde hace dos meses. El mecanismo del reloj se averió alrededor del día de San Rafael y, entonces, técnicos de la empresa de Valencia que lleva el mantenimiento del mecanismo del reloj lo revisaron y constataron la avería en la centralita, que tiene 35 años de antigüedad.

En enero del año pasado se cumplieron 60 años desde que el 21 de enero de 1961 el reloj de Las Tendillas se inaugurara y comenzara a acompasar la vida en Córdoba con sus acordes de guitarra para dar la hora. Símbolo de la ciudad -que inspiró el logo de Cordópolis-, el reloj de Las Tendillas fue donado por Phillips Iberia hace seis décadas y, desde entonces, su rasgueo flamenco es la banda sonora de la capital.

El área de Infraestructuras del Ayuntamiento de Córdoba es la responsable de su mantenimiento y cuidado. Hace ya años, en 1988, que la antigua maquinaria del reloj fue sustituida por una más moderno, un dispositivo con el que funciona con información automatizada como reloj astronómico, directamente conectado vía satélite. Doce años después, esta maquinaria volvió a modernizarse, en el año 2000. Desde entonces, periódicamente, se revisaba y comprobaba que el reloj siguiera funcionando con precisión y que el sonido de las seguirillas se perciba con nitidez.

Etiquetas
stats