La Junta ve "difícil" el "cumplimiento material" de la sentencia sobre la reposición de la celosía de la Mezquita

Vano abierto tras la retirada de la celosía de Rafael de la Hoz | MADERO CUBERO

El delegado de la Junta de Andalucía en Córdoba, Antonio Repullo, se ha referido este viernes a la ejecución de la sentencia que anula el permiso otorgado por la administración autonómica para la retirada de una celosía de Rafael de La Hoz en la Mezquita-Catedral para el paso de procesiones y obliga, así, a su reposición. Repullo ha señalado que se trata de "una ejecución de una sentencia muy compleja" y que "el cumplimiento material de la misma -es decir, la reposición de la celosía-, es difícil".

Tras la sentencia de los tribunales, el permiso que otorgó la Junta para retirar la celosía queda sin validez y, en principio, es el Cabildo el que debe ahora presentar un proyecto de restitución de la misma.

Por su parte, la administración autonómica analiza cómo disponer que se ejecute esa sentencia. "Las últimas noticias que tenemos es que los servicios jurídicos de la Junta están estudiando cuál va a ser el itinerario de esa ejecución, en base a lo que vaya instruyendo el Juzgado de primera instancia, que es el que se va a ocupar de la ejecución de la sentencia", ha avanzado Repullo, sin precisar más detalles por el momento.

Fue el pasado mes de julio cuando la Sala Primera de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo firmó una providencia por la que los cinco jueces de la sala inadmitían a trámite los recursos de la Agrupación de Cofradías de Córdoba y de la Junta de Andalucía contra dos sentencias anteriores que anulaban el permiso que concedió el gobierno andaluz para retirar una de las cuatro celosías de Rafael de la Hoz en el muro norte de la Mezquita Catedral de Córdoba con el objetivo de abrir una puerta que permitiera entrar y salir procesiones al monumento. La providencia convertía en firmes las sentencias anteriores que desautorizaban la retirada de la celosía.

La celosía fue desmontada para abrir una nueva puerta en la Mezquita-Catedral incluso usando una sierra. La construcción de la única obra contemporánea del monumento cordobés se hizo de una manera que hacía casi imposible su desmontaje. Las piezas de madera y vidrio descansaban ajustadas sobre la piedra, y por su propio peso. Para retirar la celosía, el Cabildo tuvo que dividir la celosía en diez partes diferentes de 400 kilos de peso cada una.

Ahora, la ejecución de la sentencia incluiría la restauración de la celosía y su nueva colocación. Pero, ¿cómo? En principio, las piezas tendrían que volver a ser pegadas y en la medida de lo posible la celosía colocada y restaurada de una manera en que no se notasen los cortes de sierra que se produjo. Fuentes expertas en conservación del patrimonio señalaron que existen técnicas muy depuradas (pero muy caras) para hacerlo de una manera viable.

Etiquetas
Publicado el
3 de septiembre de 2021 - 11:44 h