PERSONAS SIN HOGAR

Córdoba crea una web con recursos para el 80% de personas sin hogar que tiene móvil y datos

Banco ocupado por una persona sin hogar

La ciudad de Córdoba cuenta desde hace semanas con un proyecto pionero para las personas sin hogar. Se trata de la web cordobasinhogar.es, nacida a iniciativa del Grupo de investigación social comprometida de la Universidad de Córdoba (iCOM), y en el que han colaborado el Ayuntamiento y las entidades sociales que participan en la Red Cohabita, además de las propias personas que están viviendo en la calle o en los recursos sociales que se les facilitan para paliar esta situación.

Gente sin rostro a merced de la ola de frío

Gente sin rostro a merced de la ola de frío

¿Por qué una web? Es la principal pregunta que mucha gente se hará, dado que la imagen mental que la sociedad tiene de las personas sin hogar no es precisamente la de un hombre o una mujer chequeando información en un móvil. Esta imagen es producto del desconocimiento, dado que este proyecto parte de la información detectada en el diagnóstico del sinhogarismo en la ciudad de Córdoba realizado por este grupo para el Ayuntamiento, ofrecía unos datos muy relevantes.

A saber: del total de las personas entrevistadas (215 personas sin hogar, 76,7% hombres y 23,3% mujeres, usuarias de recursos sociales de Córdoba), nada menos que el 82,8% hacen uso del dispositivo móvil y un 80% usan los datos. ¿Cómo se conectan? Pues a través de datos móviles (9,6%), wifi (34,8%) o ambos (34,8%), siendo un 20,8% los que no acceden a internet. El acceso a la wifi se hace principalmente desde los centros a los que asisten (40,7%), conectándose también desde otros lugares como el lugar donde viven, desde la casa de algún familiar, alguna biblioteca, algún bar o desde la calle.

“Esto puede parecer raro y, sin embargo, es totalmente lógico, porque para quién está en soledad y sin recursos, el móvil es una oportunidad de tener conexión y estar seguro”, ha explicado Carmen Cruz, directora del Area de inclusión de la UCO y codirectora del proyecto Córdoba Sin Hogar. Cruz ha destacado que esta web es resultado de ese diagnóstico, y como tal busca facilitar el acceso a la información sobre los recursos que dan respuesta a las necesidades de las personas en situación de sin hogar en la ciudad de Córdoba desde un único canal web actualizado, tratando de facilitar su vida diaria.

La web

Así, la web ofrece información de gran utilidad para las personas que están en la calle. Desde un mapa con geolocalización de todos los recursos disponibles en la ciudad, a un apartado donde se puede ir, pestaña a pestaña, descubriendo cómo cubrir todas las necesidades de este colectivo (alimento, ropa, alojamiento, asesoramiento laboral, sanidad, aseos, transporte, tecnologías, etcétera).

Una página que permite a estas personas descubrir dónde pueden dejar sus cosas, dónde pueden acceder con sus mascotas, dónde pueden lavar su ropa o tratar sus adicciones, entre otras cuestiones. Además, la web tiene un apartado donde se pueden recoger los testimonios y experiencias de las personas que pasan por esta situación.

Para llegar al mayor número de personas sin hogar, se van a repartir unas tarjetas con un código QR que dan acceso directo a la web, al tiempo que se van a instalar unos carteles de metacrilato que se pondrán en los centros y recursos para el mismo fin, y se está hablando con la Policía Local para que comience a repartir las tarjetas.

El testimonio de Esperanza

Un ejemplo de estas personas a las que va dirigida la web es el de Esperanza Jurado, una usuaria de la casa de acogida municipal y que este lunes ha contado su propio testimonio. “Esto es algo que más que levantar la moral, lo que hace es convertir la exclusión en inclusión gracias al trabajo y el esfuerzo. Ya no te sientes tan en la calle, porque sientes que tu voz y tu voto ya no es un caso aislado”, ha señalado Jurado, que añade que, cuando se cae en esta situación, rara vez se sabe “a dónde acudir”.

La mujer, que hoy trabaja en Sadeco, cuenta que, cuando se vio en la calle, no contaba con un teléfono móvil. Y que cuando no tenía ni saldo ni datos, acudía a la biblioteca para conectarse, o se dejaba caer por Prolibertas, que cuenta con salas de ordenadores. Sólo cuando logró tener trabajo pudo acceder a un terminal, cuenta Jurado, que consiguió pasar por el comedor social, la casa de acogida, hasta lograr participar en los programas de empleo con los que, poco a poco, va saliendo de la situación a la que se vio abocada. “Córdoba es una ciudad muy solidaria. He vivido en varias ciudades, y he visto que en Córdoba los ciudadanos son muy solidarios”, ha afirmado Esperanza.

Por su parte, la concejala delegada de Servicios Sociales del Ayuntamiento, Eva Contador, ha recordado que el proyecto arrancó hace un año, y que desde el Consistorio entendieron que era “una herramienta estupenda para la Red Cohabita (en la que están presentes Cáritas, Cruz Roja Española, Fundación Prolibertas, Asociación de Encuentro y Acogida al Toxicómano (ADEAT), Hogar Sí, Fundación Don Bosco y Ayuntamiento de Córdoba).

“Todo lo que sea trabajar en red es seguir adelante. Una ciudad sólo con entidades sociales se queda coja, la mejor manera de avanzar es ir todos juntos”, ha dicho Contador.

Etiquetas
stats