El Ayuntamiento aplaza a primavera el final de la obra del Centro de Convenciones

Obras en el Centro de Convenciones.

31 de marzo de 2022. Esa es la fecha aprobada este martes por la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Córdoba para acabar la obra del Centro de Convenciones, Ferias y Exposiciones de la ciudad. Este inmenso espacio que se está construyendo en el antiguo pabellón Cajasur del Parque Joyero de Córdoba desde el año 2015 debió haber estado acabado en 2017, pero desacuerdos con la constructora, que exigía un proyecto modificado, interrumpieron los trabajos. Las obras se reanudaron en 2019 y se pensó que el espacio iba a estar listo en noviembre de 2021.

La Junta de Gobierno Local ha atendido la propuesta de la constructora San José, que ha argumentado la escasez de determinados materiales y su suministro como principal argumento para aplazar la finalización de las obras hasta la próxima primavera. El edificio, el gran proyecto del mandato del PP entre 2011 y 2015, está pendiente de los últimos remates, una cubierta de acero inoxidable y unas inmensas vidrieras.

La constructora San José asegura en su informe que el principal problema ha estado en el suministro de acero. Así, señala que en verano debía haberse iniciado la instalación de este material, que no ha llegado en un 20% al solicitado hasta el mes de septiembre. Además, señala que mientras que no se construya el cerramiento no podrá culminar la instalación de los vidrios en todo el edificio.

Por todo, ha calculado como plazo más lógico para la entrega de las obras el próximo 31 de marzo de 2022, según lo aprobado por la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Córdoba durante su reunión de este martes.

Mientras tanto, el Ayuntamiento busca qué hacer una vez que consiga la titularidad del inmueble, cuando se acaben los trabajos. Así, tiene que elegir de qué manera quiere gestionar este inmenso edificio en el Parque Joyero. En principio, el edificio iba a estar adscrito al Consorcio de Turismo, que devino en el actual Imtur. Pero ese camino parece descartado por una razón obvia: los escasos recursos del Imtur.

De momento, se está buscando una especie de cabeza visible que pueda estar al frente de la gestión del Centro de Convenciones, a la que se podría adscribir un grupo de trabajadores municipales. El objetivo de explotar el edificio desde lo público es lograr el ahorro en el IVA de toda una obra que se ha ido por encima de los 12 millones de euros de coste. Por no se plantea, al menos de momento, una externalización del edificio.

Etiquetas
stats