Adif propone evacuar a una alcantarilla el agua que emana tras perforar un venero en unas obras

Salida de agua en el subterráneo de Veredón de los Frailes

Representantes de Adif se han reunido este miércoles con la asociación de vecinos Miguel Hernández, de la barriada de Veredón de los Frailes, el Consejo del Distrito Villarrubia y el Consejo del Movimiento Ciudadano para abordar soluciones ante el problema que comenzó el pasado mes de noviembre, cuando unas obras de Adif perforaron un venero, provocando la salida de agua por todas las canalizaciones instaladas.

La solución que han planteado desde Adif pasa por una canalización general que lleve el agua a la alcantarilla que hay en este paso subterráneo. Por su parte, los vecinos -que han rechazado esta solución- han puesto sobre la mesa la paralización absoluta de las obras dado que no solo habría que valorar el daño medioambiental ante el malgasto de agua que se está produciendo, sino que, también, la situación está afectando al día a día de los vecinos. Cabe recordar que este agua cae sobre un paso subterráneo usado por los habitantes de esta barriada, que ven limitada su movilidad porque el agua no deja de manar desde finales de noviembre.

El presidente de la asociación vecinal, Adrián Valenzuela, explica que “esta misma mañana, un vecino se ha caído” debido al estado de la carretera. Con las primeras lluvias, la salida de agua ha aumentado considerablemente, apunta. Así, la propuesta de Adif pasa por que todos los tubos “vayan a una misma rejilla o sumidero y, de ahí, a una alcantarilla. Es agua tirada en momentos de sequía”. El problema, recalca, “es que si el agua aumenta, el caudal será mayor y no sabemos la capacidad que tendrán esos tubos o si, incluso, podrían estallar”.

Por ello, para Valenzuela, “esta solución es inmediata y no a largo plazo”. La obra en cuestión que ha provocado esta situación se enmarca dentro del proyecto de mejora integral de las infraestructuras de la Alta Velocidad Madrid-Sevilla mediante la cual se busca el buen mantenimiento de las estructuras por las que pasa el AVE. La empresa subcontratada para hacer estos trabajos desconocía la existencia de este venero.

Asimismo, los vecinos han reclamado la construcción de una pasarela por la que puedan circular los viandantes y que el paso subterráneo quede únicamente para los vehículos. Estas obras, según el presupuesto que manejan desde la organización, costarían unos 400.000 euros.

Por último, desde la asociación vecinal denuncian que “nadie del Ayuntamiento, ni de Urbanismo ni de Movilidad” ha contactado con la organización para conocer de primera mano la situación, al igual que “ningún ténico ha venido por aquí tras los informes que se les han mandado”.

Las estimaciones de Adif es que en “dos o tres días” se inicien las obras de la nueva canalización.

Etiquetas
stats