Ni la lluvia ni el viento frenan a los visitantes de los Patios

Río de paraguas en una nueva ornada de la Fiesta de los Patios bajo la lluvia | MADERO CUBERO
El agua protagoniza el primer domingo de la Fiesta pero las excursiones programadas desde fuera de Córdoba apenas resta afluencia al circuito

Pues no. La que ha caído este domingo en Córdoba no ha restado afluencia de visitantes a la Fiesta de los Patios. Y miren que ha llovido. Ni más ni menos que 33 mm en uno de los días más lluviosos de mayo desde hace casi 60 años. Pero no. El chorreo de visitantes no ha menguado pese al chorreo de lluvia que han sufrido. ¿Cómo se explica? Pues los dueños de los patios consultados y el presidente de la Asociación de Claveles y Gitanillas, Rafael Barón, tienen la respuesta. "Hoy los cordobeses se han quedado más en sus casas, es cierto, pero sobre todo han venido gente que formaban parte de las excursiones, de los autobuses que vienen para ver los patios", explica Barón.

En un día más que gris, con una lluvia que no ha parado de caer con fuerza hasta la tarde, estos visitantes han aguantado estoicamente las mismas colas que suelen aguardar la entrada de las casas particulares a concurso cuando hace sol. Especialmente, en zonas tradicionalmente saturadas como el Alcázar Viejo se ha constatado que la lluvia no frenaba a los turistas.

En ese barrio, donde tanto las calles como las casas son de espacio más reducido, algunos dueños han tenido que esmerarse en explicar que los cupos de entrada tenían que reducirse por el uso de los paraguas. Y ya dentro de los patios, advertir de nuevo a los efímeros invitados que extremasen el cuidado para no dañar las plantas, las flores y las macetas. En la calle de San basilio, incluso, se ha colocado una cinta de la Policía Local para regular las colas y el paso.

En la calle Marroquíes, mientras tanto, tampoco se ha notado un menor flujo de turistas. En todo caso, en este patio, bastante más grande que otros el uso de los paraguas ha sido bastante más flexible. Y la lluvia y el viento apenas han roto un par de macetas. Nada que se salga de lo normal. No obstante, algunos propietarios y residentes de otros patios sí que han sufrido y mucho por la fuerza de las lluvias que se han llevado por delante flores y hojas que han estado cuidando con esmero todo el año para la cita de mayo.

Etiquetas
stats