La lluvia obliga a los bomberos a despejar fachadas en el centro

.
Dos edificios de Tendillas y la calle San Pablo son saneados para evitar desprendimientos

La lluvia persiste y algunos edificios empiezan a resentirse. Así ha ocurrido en el centro de Córdoba, donde el mal estado de algunas fachadas ha obligado a los bomberos a actuar a lo largo de la mañana.

En concreto, los efectivos municipales se han tenido que esmerar en el edificio que hace esquina entre la plaza de las Tendillas y el Duque de Hornachuelos, donde se ubica el clásico comercio de La Flor de Levante. Los bomberos han saneado la fachada y tejados del edificio, en previsión de desprendimientos por el delicado estado de los elementos.

Lo mismo han hecho los efectivos en el número 15 de la calle San Pablo, donde los bomberos han saneado la fachada para que no dé sustos a los transeuntes. Estas han sido las dos únicas acciones a las que se han visto obligados los bomberos en una jornada que han calificado como “tranquila”.

Etiquetas
stats