La lluvia no acalla la voz contra la violencia de género

Manifestación contra la violencia de género el 25N | TONI BLANCO

“Juntas, libres y vivas nos queremos todas”. Es la frase final del manifiesto que se ha elaborado para la manifestación en Córdoba de este 25N, Día contra la Violencia de Género, y es la frase que sintetiza el deseo de las mujeres y de la sociedad de vencer a las violencias machistas. Esta tardenoche, en la capital y según datos de la Policía Local, alrededor de un millar de paraguas han cobijado a quienes no ha frenado la lluvia para alzar la voz contra esta realidad.

Pese a la lluvia incensante, la Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres ha seguido así adelante para salir a la calle este 25N y concluir con la manifestación prevista -con las medidas de seguridad vigentes ante el Covid-19-, la jornada que internacionalmente recuerda a las víctimas de violencia de género -mujeres y niños-, y que aúna las voluntades de instituciones y la sociedad para acabar con las violencias que mata y golpea a las mujeres por el mero hecho de serlo.

Esa es la realidad que se ha puesto de manifiesto en el recorrido de la marcha, que ha partido desde Puerta Sevilla y ha caminado -con paraguas y la distancia entre personas debida-, por Vallellano, Paseo de la Victoria, Ronda de los Tejares y Colón, hasta concluir junto al aparcamiento de la Diputación Provincial.

Sobre telas moradas, los nombres de las 47 mujeres asesinadas en España por sus parejas o exparejas este año han precedido a la pancarta de la Plataforma y a quienes, desde instituciones, partidos políticos, sindicatos y otras entidades, además de la ciudadanía, no han querido faltar a la cita en una edición tan especial.

Ordenados en filas, con la distancia de seguridad y sin faltar una mascarilla, los participantes en la manifestación han arrancado la marcha en Vallellano a la altura de Puerta Sevilla poco después de las 19:00. Allí, se ha leído el manifiesto que incluye las reivindicaciones del feminismo que lucha por la igualdad y contra las violencias machistas.

“Un problema social y político que afecta a toda la ciudadanía”

“La violencia machista es global, sin fronteras, contra todas las mujeres, solo por haber nacido mujer. Esa es la base donde se inscribe nuestra opresión. Un problema social y político que afecta a toda la ciudadanía. El patriarcado en sí mismo se perpetúa a través

de la violencia para que nada cambie y siga consolidándose la situación injusta, desigual

e inhumana asignada a través de la jerarquía sexual. Algo que las mujeres feministas no estamos dispuestas a seguir soportando“, reza el manifiesto.

“Nos pueden confinar pero no callar”, alude a la situación que muchas mujeres han tenido que soportar en la pandemia del Covid-19, “encerradas” con su agresor, conviviendo con quien las maltrata, en una situación límite no vivida anterioremente.

El cumplimiento del Pacto de Estado sobre la violencia de género, dar prioridad a la educación afectivo-sexual “para la eliminación de la violencia patriarcal” o mejoras desde el punto de vista judicial y de las fuerzas y cuerpos de seguridad, son algunas de las reivindicaciones que este 25N cuentan con el altavoz de quienes se echan a la calle, pese a todo, para mostrar su oposición a la violencia machista.

Y frente a la realidad, no ha faltado una alusión a quienes, pese a las decenas de mujeres asesinadas solo por serlo, a los menores que también pierden la vida o quedan huérfanos, niegan que la violencia machista exista. “El negacionismo de la violencia de género ya está en las instituciones y desde ahí avala discursos que ya creíamos superados y que dificultan

la construcción de una sociedad justa, libre e igualitaria donde las mujeres no tengamos que seguir apareciendo como cifras en las estatisticas de asesinatos machistas, año tras año“. Mientras, año tras año, la voz contra la violencia de género, no se acalla.

Etiquetas
stats