La lluvia de apoyos a Nieto en el PP de Córdoba se traslada ahora a Adolfo Molina

Andrés Lorite, Adolfo Molina y José Antonio Nieto | TONI BLANCO

Cuando José Antonio Nieto trató de seguir al frente del PP de Córdoba recibió el apoyo de decenas de cargos públicos y militantes a través de las redes sociales. Especialmente en Twitter y Facebook, casi todos los cargos públicos (concejales, alcaldes, diputados y parlamentarios) del PP en Córdoba se hicieron una foto y con un mensaje compartieron su apoyo en redes sociales. Todos menos una: Rosario Alarcón. Ahora, la historia se repite. Casi los mismos que mostraron su inquebrantable apoyo a José Antonio Nieto lo repiten ahora en la figura de Adolfo Molina, candidato a presidir el PP cordobés ante la propia Rosario Alarcón.

Las redes sociales de los populares cordobeses se han inundado de apoyos a Adolfo Molina como presidente provincial. De momento, se están recogiendo avales. Fuentes del PP próximas a Molina sostienen que el objetivo es mostrar un “abrumador” apoyo de la militancia popular cordobesa frente a Rosario Alarcón, a la que se quiere orillar y considerar más próxima a la dirección andaluza.

Prácticamente los mismos que en la campaña anterior a Nieto inundan ahora las redes sociales expresando su aval (que no significa voto pero que en política interna de partido se entiende como tal) a Adolfo Molina. De momento, Rosario Alarcón y sus afines no han iniciado campaña alguna. O al menos no se ha visualizado.

En el PP tan solo se necesitan 90 avales para competir a este tipo de elecciones. El plazo para recogerlos concluye en una semana. Después, a mediados de mayo, habrá unas primeras elecciones internas. En ellas votarán todos los militantes del PP en Córdoba (se calcula que hay 12.000, aunque al día en el pago de la cuota hay fuentes que reducen la cifra a 3.000). Si un candidato logra más de la mitad de los votos o una diferencia con el segundo superior al 15% no hará falta repetir votación en el congreso provincial previsto para el próximo 3 de junio.

El objetivo del equipo de Adolfo Molina es, precisamente, ganar en la primera vuelta. El propio Nieto, en un encuentro informal con periodistas, sostuvo que dudaba que entre la militancia popular hubiese dos candidatos con opciones a disputar una segunda vuelta. Se refería, sin decirlo, a la posible y probable rivalidad entre Adolfo Molina y Rosario Alarcón, que horas después se confirmó.

En esta disputa interna del PP hay una duda. ¿Quién es el candidato oficialista y quién el crítico? En Córdoba, el oficialista sería Adolfo Molina, hombre de confianza de José Antonio Nieto. Pero, ¿es Nieto ahora oficialista o crítico con la dirección regional de Juan Manuel Moreno Bonilla? Eso convertiría a Molina en el candidato crítico (al menos con el PP andaluz) y a Rosario Alarcón en la candidata oficialista. Nada parece ser lo que aparenta.

Etiquetas
stats