Los linces se cuadriplican

Un lince en el entorno del Guadalmellato, en una imagen de archivo | MADERO CUBERO

La población de lince se ha cuadriplicado, algo que ha provocado que la especie haya pasado de estar catalogada como “en peligro crítico” a “en peligro” por La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). La Junta de Andalucía, como socio coordinador del proyecto, ha indicado que aún no se ha terminado el censo definitivo de 2016 pero prevé que se cierre con un nuevo aumento que se estima en torno a los 440 individuos. El año pasado la población total de linces ascendía a 404 ejemplares. Hace 15 años no llegaba ni al centenar de ejemplares.

Las poblaciones de las áreas de reintroducción se estima que se verán incrementadas. En 2015 en todas ellas -Montes de Toledo, Sur de Badajoz, Sierra Morena Oriental y Portugal- han nacido crías. La población que más ha crecido este año es la de Montes de Toledo, con 14 cachorros. Añadiendo a estos los cachorros nacidos en las dos áreas andaluzas Guarrizas y Guadalmellato, será el mejor censo posible para una especie que ha estado en peligro crítico de extinción.

Las actuaciones realizadas por la Consejería de Fomento de la Junta de Andalucía han tenido como resultado que el número de atropellos de linces haya descendido ligeramente en Andalucía durante 2016, no obstante este número podría reducirse cuando el Ministerio de Fomento acometa las obras en la A-4 y en la N-420.

De cara a 2017, los socios del Proyecto Life+Iberlince buscan consolidar las nuevas poblaciones iniciadas y trabajar en la conectividad de estas entre sí y con las dos poblaciones estables de Andalucía

Entre los aspectos más preocupantes para la recuperación de la especie ve la situación de los conejos que sufren el azote de la enfermedad hemorrágica, sin solución en este momento. Esta enfermedad sigue controlando el crecimiento de las poblaciones de conejo.

La comisión del Proyecto Life+Iberlince en la última de sus reunión celebrada en Sevilla el 15 de noviembre del pasado año propuso estudiar nuevas zonas, una en Extremadura, en el río Ortiga y otra en Granada y se estimó como muy interesante empezar a trabajar también en otras Comunidades Autónomas que mantengan todavía buenas poblaciones de conejo.

En esa misma comisión se decidieron las liberaciones para 2017. Se soltarán 8 individuos, 4 machos y 4 hembras, en cada una de las áreas de reintroducción localizadas en Portugal (Vale do Guadiana, Mértola) y España (Valle de Matachel, Badajoz; Montes de Toledo, Toledo; Sierra Morena Oriental, Ciudad Real y 4 ejemplares de las zonas de Guadalmellato, Córdoba y Guarrizas, Jaén. Las sueltas comenzarán en los meses de enero/febrero de 2017.

Etiquetas
stats