Un jurado popular juzgará a la madre que arrojó a su hijo al río

El Juzgado ha abierto la posibilidad de que la familia del padre del pequeño, que falleció en el río, se persone en la causa

Hortensia R., la madre del niño de cuatro años que murió ahogado en abril de este año en el Guadalquivir, será juzgada por un tribunal popular. Así lo han confirmado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que han detallado que la mujer se enfrenta a la acusación de un delito de homicidio. De hecho, la madre del pequeño, acusada de arrojar al río a su hijo para después tirarse ella, está en prisión de manera preventiva desde el pasado mes de abril, cuando el Juzgado que instruye el caso (el número 5) decidió privarle de libertad ante la gravedad de los cargos a los que se enfrentaba.

El Juzgado ha habilitado también la posibilidad de que la familia del padre del pequeño se pueda personar en la víctima. En estos momentos, el progenitor está valorando esta posibilidad. El juicio aún no ha sido señalado y se está a la espera de las calificaciones de las partes, sobre todo del Ministerio Fiscal, que será el que detalle a qué pena de prisión se puede enfrentar la mujer.

Según relató en abril el abogado de Hortensia R., la mujer se acercó al pretil del puente de Miraflores con el niño en brazos para enseñarle el agua, momento en el que el pequeño se balanceó y le llevó a perder el equilibrio. Fue entonces cuando “cayeron juntos, los dos a la vez y abrazados, pero no lanzó al pequeño al río”, apuntó el abogado. La mujer “insiste en que cayeron juntos y que al impactar con el agua se separaron”. Según su relato, le quedaban dos opciones cuando el niño se balanceó hacia el agua, “o soltarlo o irse detrás, y así fue como cayeron juntos”. Además, Arroyo aseguró que “nadie ha visto que tirara al niño o al menos hasta el momento no consta”.

Hortensia había sufrido fuertes depresiones con intentos de suicidio. su abogado reconoce que “su historial clínico es importante”. La dirección del caso depende en buena medida de los informes psicológicos que la defensa de Hortensia ha solicitado. Sus depresiones se habrían agravado, sobre todo, a raíz de que le retirasen la custodia de dos hijos tenidos en una relación anterior. Sus hijos y el padre se habrían quedado en Barcelona, ciudad en la que Hortensia vivió hasta hace un tiempo.

El niño, de cuatro años, murió ahogado. La mujer, sin embargo, pudo ser rescatada por vida después de que bomberos y agentes de la Policía Local se lanzaran al Guadalquivir a su rescate.

Etiquetas
stats