La Junta sopesa el 'metro tren' pero ampliándolo a los pueblos

FOTO: MADERO CUBERO
La consejera Elena Cortés dice que ha pedido una reunión con el Ministerio de Fomento para abordar el proyecto

La Junta ya está estudiando el proyecto del metro tren que demanda el Ayuntamiento de Córdoba pero plantea una novedad que le haría cambiar el nombre a Cercanías. Según ha asegurado esta mañana la consejera de Fomento, Elena Cortés, su departamento ya ha pedido una reunión con el Ministerio de Fomento para abordar el proyecto con una novedad: ampliar la propuesta del Ayuntamiento a los municipios del Alto Guadalquivir y de La Vega.

Elena Cortés asegura que el proyecto se completaría de esta manera dando acceso a la ciudad de Córdoba a los vecinos que viven entre Palma del Río y Villa del Río. El proyecto municipal sólo prevé que el metro tren discurra por el término municipal de Córdoba. Según los cálculos del alcalde, José Antonio Nieto (PP), el proyecto tendría un coste total de 14 millones de euros. Sería necesaria la construcción de las estaciones de la Avenida de la Igualdad y del Parque Joyero, mientras que se aprovecharían las cinco restantes: Alcolea, Rabanales, la actual Estación Central, El Higuerón y Villarrubia.

Nieto ya cuenta con el compromiso de Renfe para apoyar el proyecto, que ha incluido el metro tren de Córdoba en su Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, aunque sin precisar plazos ni partidas. Renfe se encargaría de la compra de los tres trenes con capacidad para mil viajeros que cubrirían este trayecto. El objetivo es 34 servicios al día que supongan una frecuencia de cada 20 minutos.

Hoy mismo, en la barriada periférica de El Higuerón, el alcalde de Córdoba ha visitado a una plataforma que está recogiendo firmas para pedir la construcción de este proyecto. La consejera ha insistido en que debe ser en las reuniones previstas con el Ministerio y el Ayuntamiento donde se resuelva esta demanda, que ahora también incluiría a los municipios del área metropolitana de la ciudad localizados en el valle del Guadalquivir.

La consejera ha hecho estas declaraciones en la entrega de diez viviendas de protección oficial en régimen de alquiler en la calle Conquistador Orduño Álvarez, en la barriada de la Fuensanta. Estas diez viviendas han sido construidas en un solar cedido por el Ayuntamiento de Córdoba a la Junta de Andalucía en el año 2008. Las familias arrendatarias pagarán una renta máxima de 170 euros al mes, según informó Cortés. Los pisos entregados, en los que esta mañana mismo entraban las familias, tienen una superficie máxima de 80 metros cuadrados y entre dos y cuatro dormitorios. Todos los arrendatarios tienen opción a compra.

La consejera pronunció un encendido discurso en defensa del derecho a la vivienda durante la entrega de las viviendas. Elena Cortés dijo que en estos momentos se está produciendo “la violación y el pisoteo del derecho humano a la vivienda provocado por un boom que incrementó artificialmente el precio”.

Etiquetas
stats