La Junta decidirá antes de abril si impugna o no el plan de Colecor

.
El Gobierno andaluz no tiene previsto volver a tumbar un documento que el PSOE ha votado favorablemente en el Pleno del Ayuntamiento de Córdoba

La Junta de Andalucía tiene hasta el mes de abril de plazo para decidir que hacer con el plan especial de la Carretera de Palma del Río, en el que se incluyen las archifamosas naves de Colecor. Esta mañana, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Luis Planas, ha asegurado a preguntas de los periodistas que ese es el plazo con el que cuenta el Gobierno andaluz para ver cuál es su postura sobre este plan urbanístico que su partido en el Ayuntamiento de Córdoba, el PSOE, votó a favor. La Junta ya impugnó en el pasado el plan especial promovido entonces por Arenal 2000. Lo llevó a los tribunales y lo ganó. Por eso, el Ayuntamiento tuvo que empezar de nuevo y rehacer todo el plan.

En principio no está previsto, en absoluto, que la Junta impugne este nuevo plan especial. En la Consejería ya no están los grandes opositores como el que fuera delegado provincial Francisco García o la ex directora general de Vivienda Victoria Fernández. Tampoco el ex director general de Infraestructuras Rafael Blanco tiene ya peso dentro de la Consejería. Por tanto, y porque además el PSOE cordobés votó a favor del plan especial, está previsto que la Junta pueda volver a rechazar la ordenación urbanística de todo lo que es la margen derecha de la carretera de Palma del Río.

El plan especial de la Carretera de Palma del Río prevé la ordenación del suelo no urbanizable sobre el que se levantan los 40.000 metros cuadrados de naves industriales construidas sin licencia en la antigua fábrica de Colecor por el hoy concejal Rafael Gómez. El documento, que fue aprobado de forma definitiva por el Pleno del Ayuntamiento con los votos a favor de todos los grupos municipales salvo el de dos concejales de UCOR, establece qué hay que hacer para que las naves construidas sin permiso puedan ser legales en el futuro. Para ello, es necesario que el propietario de ese edificio en el que se localiza la sede de UCOR presente un proyecto de ejecución que pasa, entre otras cosas, por la demolición de 15.000 metros cuadrados de naves, es decir, una tercera parte de lo construido.

Los ex cargos de la Junta de Andalucía anteriormente citados querían que la demolición de las naves fuera mayor y se sostenían en un informe de la Delegación Provincial de Obras Públicas de cuando la dirigía Francisco García, que además contaba con el apoyo de la que ya también es ex consejera Josefina Villalón.

El documento del plan especial de la Carretera de Palma llegó a la Consejería que dirige Luis Planas hace aproximadamente "tres semanas", como ha recordado esta mañana. Ahora, su departamento tiene hasta abril para tomar una decisión definitiva. Entonces, y siempre que ningún particular presente alegaciones, este plan especial será aprobado definitivamente.

Etiquetas
stats