A juicio por preguntar por su padre y terminar apuñalándole

Fachada del Palacio de Justicia de Córdoba | MADERO CUBERO
El fiscal pide nueve años de cárcel por tentativa de homicidio y la acusación particular lo eleva a 15 por intento de asesinato

Este jueves se celebra un juicio contra un hombre al que se acusa de asestar tres puñaladas a otro tras una discusión en un kiosko de Puente Genil. El fiscal pide nueve años de cárcel y la acusación particular, 15. La defensa solicita la libre absolución.

Los hechos ocurrieron el 26 de julio del año pasado. Ese día -cuenta la calificación del Fiscal-, a las cuatro de la tarde, el procesado A. H. J., se personó en el domicilio de un vecino del municipio, tras la bronca ocurrida ese día entre ambos en el kiosco que éste regenta.

Según recoge el escrito de la acusación particular, A. H. J. llamó a la ventana del domicilio de la persona con la que había tenido la discusión. Se asomó su hijo –menor de edad– y le pidió a éste que avisara a su padre para hablar. Cuando apareció, el procesado le asestó tres puñaladas sin más, al grito de “te tengo que matar”. Y lo hizo delante de su esposa y de sus tres hijos.

Como consecuencia de estos hechos, la víctima sufrió lesiones consistentes en heridas por arma blanca de uno a dos centímetros en la región subcostal izquierda y en la pala iliaca izquierda. Entre otros tratamientos, precisó de una intervención quirúrgica urgente y seis días de hospitalización. La víctima estuvo 54 días impedido para sus tareas habituales y le quedaron como secuela varias cicatrices, incluida una de 30 centímetros en línea abdominal.

Además de los nueve años de prisión, el Ministerio Público solicita 22.000 euros de indemnización por unos hechos que califica de tentativa de homicidio. Por su parte, la acusación particular eleva la solicitud a 15 años de cárcel porque califica el suceso de tentativa de asesinato.

Etiquetas
stats