A juicio por dar una brutal paliza a los dueños de una casa que iban a robar

Imagen del Palacio de Justicia de la capital cordobesa | MADERO CUBERO
El Ministerio Fiscal reclama trece años de cárcel para cada uno de los seis acusados | El asalto se produjo en una casa de Encinas Reales cuyos residentes vendían joyas por catálogo |  Uno de los heridos necesitó medio año para sanar de los golpes

La sección tercera de la Audiencia Provincial celebrará vista oral la próxima semana, los días 25 y 26, contra seis acusados de un asalto a una vivienda de Encinas Reales que acabó con un botín de 30 euros, una cartera, un móvil y tres horquillas de plata y que, sin embargo, le será muy difícil de olvidar a sus habitantes, ya que sufrieron una brutal paliza por parte de los seis asaltantes, para los que el Ministerio Fiscal reclama una pena de trece años de cárcel por un delito de robo con violencia e intimidación y dos de lesiones.

Los hechos ocurrieron a finales de enero de 2013. Los acusados planearon el asalto a una vivienda, cuyos propietarios, según consta en la calificación del fiscal, se dedicaban a la venta ocasional de material de joyería. Para ello, los acusados, provistos de pasamontañas, armados con una pistola y protegiendo sus huellas con guantes, se personaron en las inmediaciones de la casa de las víctimas, de la que previamente, habían obtenido información y costumbres de sus habitantes.

Dos vehículos se quedaron fuera esperando a dos de los asaltantes que accedieron a la casa para llevarse todo lo que encontrasen de valor. Uno de los habitantes se encontraba dormido mientras los ladrones buscaban sin éxito el dinero y las joyas. Sin embargo, todo se complicó cuando el otro residente en el domicilio llegó de la calle y sorprendió a los asaltantes que resolvieron la situación por las malas golpeando a esta persona en la cabeza con la pistola que portaban. El ruido provocó que la persona que estaba durmiendo se despertase y corriese la misma suerte: un fuerte golpe en la cabeza que le provocó la pérdida de conciencia y diversas fracturas en la cara y el cráneo.

Según consta en la calificación del Ministerio Fiscal, una de las víctimas sufrió politraumatismos, hemorragias internas y fractura del hueso malar izquierdo que le obligaron a estar de baja 175 días, más otros cinco hospitalizado. El otro herido precisó un mes de hospitalización y, a consecuencia de los golpes, le han quedado secuelas estéticas en la nariz (un desplazamiento del tabique nasal).

Por estos hechos, el Ministerio Público reclama cinco años por el asalto a la vivienda con las agravantes de uso de arma y empleo de disfraz (los pasamontañas), más otros ocho por los dos delitos de lesiones en la persona de los dos residentes en el domicilio asaltado

Etiquetas
stats