A juicio por conducir de forma temeraria, ebrio y arrollar a una joven

Fachada del Palacio de Justicia de Córdoba | MADERO CUBERO
Los hechos ocurrieron en junio de 2011 en Fernan Núñez y el fiscal reclama cuatro años de cárcel | El acusado realizó “pasadas” a gran velocidad por una zona repleta de gente y veladores | Perdió el control del coche y empotró a una joven contra una pared

El juzgado de lo Penal, número 5, celebrará el próximo miércoles juicio contra un hombre al que se acusa de un delito de conducción temeraria y otro de lesiones por imprudencia grave, ocurrido en junio de 2011 en la localidad de Fernan Núñez. Según consta en la calificación del Ministerio Fiscal, el acusado, que dio el doble de la tasa permitida de alcohol cuando fue detenido, realizó varias “pasadas” a gran velocidad, haciendo trompos y subiéndose a la aceras en una zona repleta de personas y veladores, la plaza de la Libertad, con evidente riesgo para las vidas.

En una de esas pasadas, el acusado, debido a la velocidad a la que circulaba y del estado en el que lo hacía, perdió el control del coche y éste colisinó con otros vehículos aparcados para, finalmente, impactar contra la fachada de un establecimiento en donde tranquilamente sentada una joven de 18 años a la que empotró literalmente contra la pared. La reacción del acusado, lejos de ayudar a la víctima, fue la de intentar huir del lugar del accidente, pero no pudo hacerlo porque los testigos y las personas que contemplaron el suceso comenzaron a abuchearle y a golpear el vehículo para evitar que huyera.

A consecuencia del accidente, la joven sufrió importantes heridas y fracturas que precisaron de varias intervenciones quirúrgicas y un periodo de convalecencia de más de 200 días. Además, la gravedad de las lesiones le han dejado secuelas tanto en su movilidad, como a nivel estético, reza el escrito del Ministerio Fiscal que, aparte de la pena de cárcel de cuatro años le reclama otros nueve sin poder manejar ningún tipo de vehículo a motor.

Etiquetas
stats