La jueza deja en libertad con cargos al detenido del Guadalquivir e imputa además a cinco policías

Juzgados de Córdoba | MADERO CUBERO

La titular del Juzgado de Instrucción número ocho de Córdoba, en funciones de guardia, ha dejado en libertad con cargos al hombre arrestado en la tarde de este martes en la zona del Guadalquivir. Además, ha citado como investigados a los cinco policías (cuatro locales y uno nacional) denunciados por este hombre, por su mujer y su hijo a los que acusa de haberles provocado lesiones durante la detención.

Según han confirmado fuentes judiciales, la jueza imputa al detenido por un delito de atentado contra la autoridad y lesiones. Mientras, los cinco agentes han sido citados como imputados en esta causa por las lesiones que ha presentado tanto el detenido (principalmente en un costado), como su mujer (con una costilla rota) como su hijo, en una denuncia que ha interpuesto la abogada de esta familia, María del Mar Jiménez Sánchez, personada en la causa.

La jueza de Instrucción ocho ha escuchado en la mañana de este miércoles la declaración del detenido, de su familia y de los cinco polícias implicados en el suceso. Así, se confirma que los agentes de la Policía Local fueron requeridos por varios ciudadanos que alertaban de que en las inmediaciones de la Manzana número uno de Córdoba había un grupo de personas cortando un banco de metal con una radial. Al llegar a la zona los agentes se encontraron con el detenido, al que reclamaron que se identificase, algo que el hombre rechazó, según las fuentes.

En ese momento comenzó la trifulca. Los agentes de la Policía Local han denunciado que fueron agredidos por esta persona. En ese momento, solicitaron la presencia de refuerzos y de la Policía Nacional, que acudió al lugar con varias patrullas. El detenido asegura que los agentes se le echaron encima y los policías que le agredieron con patadas y golpes.

Por otra parte, fuentes de la defensa aseguran que en la zona no ha aparecido la radial y que el detenido en ningún momento arrancó de cuajo un pesado banco de hierro para arrojarlo contra los policías. El banco es metálico, pesa varios kilos de peso y según las imágenes mostradas durante la vista los cortes que presenta son de radial, no de haber sido arrancado de su sitio.

El proceso sigue ahora adelante con la correspondiente instrucción, antes de que la jueza lo eleve a vista pública. Antes también la Fiscalía tendrá que evaluar los hechos y detallar su correspondiente escrito de acusación.

Etiquetas
stats