Un juez dicta orden de alejamiento de un interno del centro en el que está

Entrada al Camf de Pozoblanco.

Un juez ha dictado una orden de alejamiento de un interno del centro de discapacitados en el que está ingresado. Fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Córdoba han confirmado que la orden de alejamiento ha sido comunicada oficialmente este mismo lunes y que pesa contra Antonio Miguel Rodríguez, un vecino de Las Palmas de Gran Canaria de 46 años con el cuerpo paralizado por un accidente, que a su vez ha denunciado ante la Guardia Civil de Pozoblanco las supuestas vejaciones sufridas en el Centro de Atención a Personas con Discapacidad Física (Camf) que el Imserso tiene en el municipio cordobés.

El centro está gestionado por el Imserso y depende del Ministerio de Empleo. Las fuentes han asegurado a este periódico que este internó llegó el pasado 24 de junio a Pozoblanco y que el Camf decidió expulsarlo el 5 de septiembre de este mismo año. Las causas, según aseguran, están en que el interno "acumula 40 denuncias de agresiones físicas y verbales" a otros internos y a trabajadores del Camf. Las fuentes aseguran que a este hombre se le retiró el uso de una silla de ruedas porque con ella agredía al personal.

La madre y la hermana -tutora legal del afectado- denuncian que sufren acoso de la dirección, que les impide desde septiembre acceder a las instalaciones para ver a su familiar. Para la familia, tanto Antonio Miguel como ellos están siendo víctimas de una presión orquestada con el único fin de que se vayan.

Hace dos semanas, Antonio Miguel Rodríguez protagonizó una huelga de hambre de seis días en protesta por la situación que padece. Además, en la plataforma Change se recogen firmas denunciando los hechos.

Etiquetas
stats