Dos jueces anulan dos contratos de compra de acciones de Bankia

Alvaro Gonzalez-Astolfi, delegado de Ausbanc en Córdoba | MADERO CUBERO
Los magistrados ordenan a la entidad financiera a devolver 18.000 y 10.000 euros por no haber advertido sobre su situación real antes del rescate

Dos juzgados cordobeses han anulado otros tantos contratos de compra de axiles de Bankia. Esta mañana, el delegado y letrado de Ausbanc en Córdoba, Alvaro González-Astolfi, ha informado sobre los detalles de dos sentencias dictadas por el Juzgado de Primera Instancia número 4 de fecha 8 de octubre y por el Juzgado de Primera Instancia número 7 de fecha 26 de octubre, que declaran la nulidad de dos contratos de acciones Bankia y obligan a la entidad a devolver a sus clientes 18.000 y 10.000 euros respectivamente, más intereses y costas, que habían invertido en acciones de la entidad durante la OPS de 2011.

Según detalla Ausbanc en una nota de prensa, en lo que a las sentencias se refiere, ya se ha demostrado que la información que contenía el folleto informativo "era absolutamente falsa y no se correspondía con la situación real de la entidad, lo que ha llevado a la nulidad del contrato de compra". "La comercialización de las acciones llevada a cabo por Bankia incurre un claro supuesto de dolor grave, por cuanto que la información facilitada a los potenciales accionistas consistió en todo momento en ofrecer una imagen de Bankia S.A. como una entidad solvente y rentable, siendo evidente que sus clientes nunca hubieran accedido a suscribir estas acciones de haber conocido la situación real de la entidad", señalan.

Las sentencias destacan que es relevante el hecho de que Bankia afirmó tener ganancias de 309 millones de euros cuando en realidad presentaba pérdidas de casi 3.000 millones.

"En la cuenta de resultados consolidada se reflejaba un beneficio de 304.748.000 euros (o de 309 millones de euros considerando las cuentas proforma). El 9 de mayo, la entidad es intervenida a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), adquiriendo el 100% de BFA y el 45 % de Bankia, comenzando un descenso continuado del valor de las acciones hasta que el día 25 de mayo de 2012 la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) acordó la suspensión de su cotización", recoge la sentencia. "El 25 de mayo, Bankia, S.A. comunicó a la CNMV la aprobación de unas nuevas cuentas anuales del ejercicio 2011, esta vez auditadas, en las cuales se reflejaban unas pérdidas de 2.979 millones de euros, frente a los 309 millones de beneficio declarados, y sin auditar, apenas 20 días antes. Y ese mismo día, Bankia, S.A. solicita una inyección de 19.000 millones de euros para recapitalizar la entidad".

Dos informes del Banco de España ratificaron lo que Ausbanc mantuvo desde el primer momento, que la información estaba "simulada y adulterada" ya que cuando Bankia mantenía en que en 2011 sus ganancias eran de 309 millones de euros no era cierto, y la verdad era que sus pérdidas reales llegaban a 2.979 millones de euros, según informa la asociación.

Etiquetas
stats