IU denuncia que la Delegación del Casco ha cumplido un año sin impulsar ninguna iniciativa

La delegada de Casco Histórico en la Fuenseca.

El grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Córdoba ha criticado que la Delegación del Casco Histórico, creada por el gobierno de PP y Cs, ha cumplido un año sin impulsar iniciativa alguna. Desde IU cuestionan la utilidad de un área en la que, además de la delegada responsable, fueron nombrados un director general y un coordinador, con sueldos que rondan los 50.000 euros, “que no tiene competencias reales y que en su primer año de andadura solo ha servido para constituir un grupo de trabajo y publicitar inversiones que corresponden a la Gerencia de Urbanismo o a Infraestructuras”, según han denunciado a través de una nota de prensa.

Desde IU ya preguntaron en el último Pleno por la utilidad que estaba teniendo la Delegación de Casco Histórico, “sin que la delegada responsable tuviera ocasión de responder ya que el alcalde salió al paso asegurando que su tarea es redactar un plan de gestión y que no retomará la innovación urbanística pendiente”. El grupo municipal critica que el gobierno de PP y Cs se haya “inventado” una Delegación que está suponiendo “un desperdicio de dinero público”, sin competencias claras y que ni siquiera tiene entre sus objetivos recuperar las tareas pendientes para proteger el uso residencial de la zona patrimonial y velar por que sus barrios sean habitables.

El grupo municipal de IU pide al alcalde que “dé utilidad a su invento” y “ponga a trabajar a la Delegación del Casco” para que el coste que supone a las arcas municipales revierta en beneficios para la ciudad. Hasta el momento, critica IU, esta Delegación solo ha servido para constituir una mesa de trabajo -como las que tanto criticaban PP y Cs cuando estaban en la oposición- y anunciar inversiones meramente estéticas que corresponden a otras delegaciones. Entre tanto, el gobierno ha tomado medidas lesivas para la zona patrimonial, como permitir de nuevo la entrada de autobuses escolares o dar “carta blanca” a los veladores para la ocupación del espacio peatonal.

IU sostiene que la Delegación debería impulsar un cambio de modelo en la gestión de la zona patrimonio, que hasta el parón por la crisis de la Covid-19 estaba “amenazada” por una turistificación que hacía imposible la convivencia con sus habitantes. Eso solo puede hacerse mediante una innovación urbanística que blinde los usos del Casco y lo proteja de la especulación, y que vaya acompañada de políticas públicas de vivienda. Recuerda además que las asociaciones vecinales reivindican servicios sanitarios, deportivos o para el uso de jóvenes y mayores y soluciones al deterioro de centenares de inmuebles vacíos repartidos por todo el Casco.

Etiquetas
stats