Investigan a un notario cordobés por un impago masivo

Fachada de la oficina de la notaría de Alburquerque.
El Colegio Notarial de Andalucía muestra su preocupación por las quejas de los clientes de Carlos Alburquerque Llórens, recientemente jubilado

El Colegio Notarial de Andalucía ha abierto una investigación a un notario de Córdoba, Carlos Alburquerque Lloréns, ante las numerosas quejas de clientes que han denunciado retrasos en el pago de los impuestos correspondientes o en la inscripción de las escrituras en el registro, según ha informado esta entidad a través de una nota de prensa. Alburquerque se ha jubilado recientemente, al cumplir los 70 años, según una información que ha adelantado esta mañana El País Andalucía.

Este colegio ha mostrado su “preocupación” ante “las quejas que ha recibido de algunos ciudadanos”. En principio, serían más de 50 las personas afectadas, aunque fuentes de la entidad aseguran que cada día llegan quejas nuevas, por lo que es difícil dar un número concreto. Se calcula un fraude de unos 100.000 euros, aunque esta cifra es aún muy preliminar, señalan las fuentes.

Según informa a través de la nota de prensa, el Colegio, aunque carece de competencia sobre un notario jubilado, está investigando lo ocurrido y, a través de su delegación en Córdoba, está atendiendo a los afectados e informándoles de la situación y de los pasos que se están dando. También ha informado al Consejo General del Notariado para que pusiera en conocimiento de la compañía de seguros las irregularidades denunciadas, al ser el Consejo titular del seguro de responsabilidad civil de los notarios. Este seguro garantiza el pago de las indemnizaciones que se puedan derivar de una actuación notarial negligente.

El Consejo General del Notariado informó ayer al colegio andaluz que la compañía de seguros, que está analizando las denuncias y la documentación existente, se va a poner de inmediato en contacto con las personas afectadas. “El Colegio dedicará todos sus esfuerzos al esclarecimiento de lo ocurrido y a que se garantice el derecho de las personas afectadas a ser indemnizadas en caso de que se confirmen las irregularidades denunciadas”, señala en la nota de prensa.

También desea dejar constancia de que las denuncias o quejas de los ciudadanos contra la actuación notarial son excepcionales, “pues la actividad de los notarios no llega a generar ni un 0,1% de conflictividad”.

Etiquetas
stats