Interior demolerá la comisaría de Campo Madre de Dios

Visita oficial en enero de 2016  de este año, cuando se anunciaron las obras.
El proyecto del Gobierno es construir otras nuevas instalaciones sobre el emplazamiento actual | Antonio Sanz anuncia que las obras podrían durar dos años

La comisaría de la Policía Nacional de Campo Madre de Dios será demolida. El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha visitado esta tarde las instalaciones para anunciar que el Ministerio del Interior trabaja en un proyecto para echar abajo el edificio (construido en los años cincuenta del siglo XX) y hacer uno nuevo.

Sanz, que se ha reunido en la comisaría con mandos policiales y también con los sindicatos del Cuerpo Nacional, ha anunciado que las obras se harán por fases y que los agentes tendrán que ser trasladados conforme los trabajos lleguen a sus dependencias. Es decir, se va a demoler a la vez que se va a seguir trabajando allí y a la vez también de que se va a iniciar la construcción del nuevo edificio.

Antonio Sanz explicó que había dos opciones: rehabilitar el edificio actual o trasladar la comisaría a otro lugar y construir de cero. No obstante, se ha optado por una solución intermedia: construir en el lugar actual por su ubicación, algo que posteriormente han valorado los sindicatos. “La comisaría está muy bien conectada para atender a la ciudad”, expresaron los responsables de los sindicatos SUP, CEP, UFP y SPP.

Por su parte, el delegado del Gobierno concretó que el proyecto de obra en el que se trabaja prevé que tenga una duración de dos años. Ahora, el Ministerio del Interior iniciará el expediente. En estas últimas semanas, técnicos del departamento han estado en la comisaría haciendo catas y comprobando el estado actual del edificio. En semanas se redactará el proyecto de obra y finalmente se sacará el proyecto a licitación pública. Sanz no quiso aventurar un plazo concreto de cuándo estará acabada la nueva comisaría y tampoco el coste que supondrá.

“Esta es una obra que hoy empieza a andar y que ya no tiene vuelta atrás”, destacó el delegado del Gobierno andaluz. Sanz destacó la importancia de la nueva comisaría, que ubica al 60% de los policías nacionales de Córdoba. “Córdoba tendrá la comisaría que se merece”, dijo.

De momento, no se ha diseñado cómo será el trabajo de los policías en Madre de Dios mientras se desarrollen las obras, algo que se consensuará con los mandos y con los sindicatos.

Tras la reunión, los sindicatos, agrupados bajo la plataforma Policía en conflicto, destacaron la importancia que han tenido las protestas que han llevado a cabo en los últimos meses y la unidad de los trabajadores que han demostrado para lograr que finalmente el Gobierno se comprometa con la construcción de una nueva comisaría.

Etiquetas
stats