Otro intenso Viernes de Dolores en Capuchinos

Veneración a Nuestra Señora de los Dolores | ÁLEX GALLEGOS

Totalmente reconocible es la estampa. Es seña de identidad de la Córdoba cofrade. E incluso de la popular sin más. La raigambre es grande, casi tanto como la devoción a una imagen que por tal motivo es conocida como la Señora de Córdoba. Se trata de Nuestra Señora de los Dolores, ante cuyas plantas acuden centenares de personas a lo largo de este día. Como cada año, las colas toman forma a partir del mediodía en la plaza de Capuchinos. Es Viernes de Dolores, otro intenso día en la iglesia hospital de San Jacinto a las puertas de la Semana Santa. La jornada, con una agenda cargada de actos y cultos, tiene como punto central el céntrico espacio, donde también veneran a Nuestra Señora de la Paz y Esperanza.

Habitual es en esta fecha que fieles y devotos marchen a la plaza que preside el Cristo de los Desagravios y Misericordia, o de los Faroles como es denominado de manera popular, desde primera hora de la mañana. Es el signo de la tradición, reflejado mucho más claramente en el interior de la iglesia hospital de San Jacinto. En dicho templo es Nuestra Señora de los Dolores la que recibe desde hace algún que otro siglo el calor devocional de su ciudad. Sucede el Viernes de Dolores, que como siempre tuviera su verdadero inicio a las 00:00 de la madrugada con la Felicitación a la Virgen. Ya en la mañana de este día son diversas las misas que se celebran en torno a la Señora de Córdoba. Entre ellas, que presidiera el obispo, Demetrio Fernández, a las 11:00.

La actividad en San Jacinto va a continuar durante toda la jornada, con otros cultos en honor a Nuestra Señora de los Dolores. Así, a las 19:30 va a tener lugar la oración y el rezo de la Corona Dolorosa. Ya a las 21:30, la servita corporación va a celebrar su tradicional Vía Matris en su sede canónica. Mientras llegan ambas citas, las colas van a continuar en la plaza de Capuchinos, donde la veneración se produce también a Nuestra Señora de la Paz y Esperanza. La imagen que tallara Juan Martínez Cerrillo permanece expuesta en solemne besamanos desde primera hora en la vecina iglesia conventual del Santo Ángel. La Paloma de Capuchinos es, por tanto, goza también de un lugar relevante para la Córdoba cofrade en este Viernes de Dolores.

Etiquetas
stats