Un instituto cordobés, en Berlín durante el atentado... tras estar también en el 11-S

El grupo de alumnos, durante la mañana de los atentados en Berlín.

Cuando el pasado lunes las alarmas saltaron al producirse el atropello de una multitud en un mercadillo navideño en Berlín y confirmarse después que se trataba de un atentado yihadista, los teléfonos empezaron a cruzar llamadas entre Córdoba y Berlín. Un grupo de 32 alumnos del IES Ángel de Saavedra, junto a dos de sus profesores, visitaron el mismo lunes el mercadillo navideño objeto del atentado, sólo pocas horas antes de que se produjera el atropello.

El grupo de estudiantes, de segundo de Bachillerato, pasaba varios días en la capital alemana con motivo de su viaje de estudios y la casualidad hizo que, por poco tiempo, no se toparan de lleno con el camión que causó el atropello masivo. Los alumnos habían previsto la visita al mercadillo navideño pero, a la hora de comer, decidieron marcharse hacia otra zona.

De hecho, “nos enteramos del atentado en el hotel”, cuenta a este medio uno de los profesores que acompañaban a los alumnos, Juan Velasco, que señala cómo después de haber visitado el mercadillo y la Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm que se encuentra en la zona, volvieron a su alojamiento y ese fue el momento en el que comenzaron a sonar los teléfonos desde Córdoba. “Los padres de los alumnos les empezaron a llamar, nosotros no teníamos noticias antes. Luego, al bajar a recepción vimos allí a todo el mundo viendo las noticias en la televisión. En la cena en el restaurante, toda la gente estaba conmocionada”, relata.

Fueron en esas horas posteriores cuando el grupo de alumnos se dio cuenta realmente de lo que había ocurrido y de lo cerca que habían estado de los hechos que acabaron con la vida de doce personas e hirieron a otras cincuenta. “No quisimos alarmar. Al día siguiente mantuvimos nuestro programa de excursiones, había poca gente en la calle, los mercadillos estaban cerrados y llamaba la atención la falta de vigilancia policial”, apunta el profesor.

Pero la coincidencia ocurrida esta semana entre el viaje de estudiantes del IES Ángel de Saavedra y el atentado yihadista tiene, por increíble que parezca, antecedentes. Y es que otro grupo de sus alumnos, allá por 2001, se encontraba en viaje de intercambio en Estados Unidos y visitó las Torres Gemelas justo el día anterior al 11S, cuando se produjo el ataque terrorista que acabó con los dos rascacielos en Nueva York y la vida de unas 3.000 personas.

Un hecho coincidente que esta semana, al producirse el atentado en Alemania, volvían a recordar los profesores que en 2001 ya trabajaban en el instituto y que, además, tiene una tercera fecha que apuntar en este particular calendario: una de las alumnas que ha vuelto ahora de Berlín tras el atentado en el mercadillo, Julia Giménez, se vio afectada también por los golpes terroristas de París en noviembre de 2015. Se encontraba en una localidad cercana cursando sus estudios con una beca cuando el instituto al que iba fue cerrado durante días por la situación de emergencia cuando las fuerzas de seguridad señalaban que los terroristas habían emprendido la huída después de cometer los atentados en la capital francesa.

Etiquetas
stats