¿Menos impuestos para los que vivan en la zona Patrimonio de la Humanidad de Córdoba?

Turistas por la Judería de Córdoba | ALEX GALLEGOS

Vivir en una zona Patrimonio de la Humanidad no es fácil. Llegar con el coche a casa es misión casi imposible, la afluencia de turistas complica la vecindad, la llegada de los servicios fundamentales (como el agua, la electricidad, la telefonía o la recogida de basura) requiere de unos permisos especiales. Y las reformas u obras en casa tienen que adaptarse escrupulosamente a las normas urbanísticas. La propia alcaldesa, Isabel Ambrosio, lamentó en la pasada edición de Fitur ante el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy que a los ayuntamientos con cascos declarados Patrimonio de la Humanidad les es muy difícil y caro lograr que los vecinos que habitan allí cuenten con los mismos servicios que los del resto de la ciudad.

Por eso, el Consejo Social de la Ciudad ha vuelto a poner sobre la mesa una propuesta con la que pretende iniciar un debate: que los vecinos que viven en el casco histórico especialmente protegido disfruten de ventajas fiscales. Que una exención de determinados impuestos municipales compense lo que tienen que sufrir para mantener una zona que es Patrimonio de la Humanidad y que con su marcha provocaría el deterioro del principal foco del turismo en la ciudad.

“Este marco general debe contemplar el apoyo a la adquisición, reforma y rehabilitación de viviendas para uso residencial, de modo que se pueda mantener nuestro casco histórico vivo”, llega a afirmar el Consejo Social de la Ciudad (un órgano consultivo presidido por María Dolores Baena e integrado por vecinos y colectivos) en el dictamen de las ordenanzas fiscales del Ayuntamiento.

El dictamen sobre este proyecto de ordenanzas, que son las que regulan los impuestos que se pagan en la ciudad, es positivo en la mayoría de los aspectos. Así, por ejemplo, el Consejo Social valora que el Ayuntamiento haya atendido una de sus demandas históricas: exenciones para los propietarios de patios que se presentan al concurso a fin de preservar la fiesta.

No obstante, hace algunas precisiones. El Consejo valora que finalmente los impuestos se congelen. La propuesta de ordenanzas fiscales suponen un incremento del 0%, según el Órgano de Planificación Presupuestaria. No obstante, reclama hacer un estudio comparado con el resto de capitales de provincia de Andalucía y España, similares a Córdoba.

Además, reclama que se mejore la eficiencia de muchas exenciones fiscales y la del pago por el uso de determinados servicios. Sí que tira de las orejas al Ayuntamiento por el trabajo que ha hecho (o que no ha hecho, a su juicio) para mitigar todo lo que está ocurriendo con el famoso impuesto de plusvalías. Así, denuncian que en algunos casos se han producido incrementos del 30% en los últimos años y que no se está atendiendo la jurisprudencia que se está creando en torno al asunto.

Por último, el Consejo Social valora que se haya hecho un estudio concreto del coste de los servicios del Ayuntamiento, aunque reclama que se profundice más. De esta manera, se podría saber exactamente el coste de determinadas iniciativas municipales y si es necesario incrementar o reducir determinados impuestos. El dictamen ha sido aprobado por unanimidad de todos sus miembros.

Etiquetas
stats