Los guardianes del agua

.
Gracias a su labor a pie de piscina, los socorristas consiguen que los percances por ahogamiento o zambullido se reduzcan al mínimo

Tras meses de trabajo, madrugones y estrés, llega el verano y el calor. Y la única manera de combatirlos en Córdoba es ponerse a remojo en las piscinas. Sin embargo, un día de diversión puede llegar a convertirse en una tragedia si no se cuida uno de los aspectos más importantes: la seguridad en el agua.

Así, es en esta época del año cuando la labor de los socorristas se acentúa. José Ángel, socorrista de las piscinas de Aira Sport, cuenta que “a día de hoy, todavía no se ha producido ningún percance en ninguna de las instalaciones”. Las principales causas de este buen resultado se deben al trabajo de información que estos guardianes del agua desarrollan día tras día ya que “interactuamos mucho con los usuarios y siempre intentamos ir por delante de ellos”, según José Ángel.

Desde que empezara el mes de julio, la cifra de jóvenes menores de 19 años fallecidos asciende a nueve (ocho de ellos en piscinas y uno en un río), informa el diario Abc. La mayor parte de las muertes se produjeron por ahogamiento. Aunque para el funcionamiento de las piscinas es obligatoria la existencia de los socorristas, los padres no deben olvidar que por ley, los niños deben ir acompañados de sus padres hasta los 15 años. Ante esto, José Ángel lamenta la “irresponsabilidad de los padres creyendo que nunca va a pasar nada, hasta que pasa”. “Nosotros sólo somos un complemento”, sentencia.

En turnos de mañana y tarde, e ininterrumpidamente, seis socorristas vigilan las piscinas de Aira Sport en favor de la seguridad de los usuarios. Son pocos los pequeños que se zambullen al agua de manera inadecuada o que practican, ya dentro, determinados juegos que pueden despistar a los socorristas.  No obstante, José Ángel, que lleva dos años trabajando en estas instalaciones, cuenta que “siempre hay algunos que se saltan las normas pero rápidamente les informamos. Tiene que quedar claro que los socorristas no estamos aquí para castigar, sino para hacer frente a la responsabilidad civil que asumimos cuando nos sacamos el curso de socorrismo”.

El período estival debe convertirse en una época de diversión y disfrute. Con vistas a este objetivo, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales y Sanidad ha publicado esta guía para que tanto padres, jóvenes, niños y personal de piscinas tengan en cuenta las principales precauciones que deben llevarse a cabo para que nada destruya una jornada bajo el agua.

Etiquetas
stats