Guarden sus paraguas y disfruten del 'acueducto' de diciembre

Un hombre en una terraza de la Corredera | MADERO CUBERO

Tregua. Siempre que llueve, escampa. Al menos, eso dice el refrán. Y tras la tempestad llega la calma. Córdoba se ha mantenido ajena a la tempestad devastadora que ha afectado este fin de semana a la costa de Málaga y Cádiz (en un día en Estepona se han recogido acumulados de casi 250 litros), pero en la provincia ha llovido (en Benamejí, por ejemplo, el domingo se recogieron más de 40 litros). Ahora dejará de hacerlo, al menos hasta el domingo.

Aunque el sol ya brilló el lunes, los cielos se despejarán totalmente a partir de este martes. De hecho, meteorológicamente el fenómeno más destacable serán las brumas y bancos de niebla que pueden surgir por la mañana, aunque no se espera que sean importantes. El sol será el protagonista de una semana marcada por las jornadas festivas que para algunos afortunados se convierte más que en un puente en un acueducto.

En principio, la estabilidad será protagonista hasta el domingo. Entonces llegará un frente atlántico que dejará lluvias en la fachada Oeste de la Península. Está por ver todavía con qué intensidad llega a la provincia de Córdoba, si es que finalmente lo hace.

Las temperaturas se mantendrán estables aunque irán bajando de manera progresiva y poco notable. Para el martes se prevén máximas de 20 grados y mínimas de 11. El sábado, último día de la estabilidad atmosférica prevista, habrá unos tres grados menos.

Más información en el Twitter y el Facebook del Colectivo Meteofreak.

Etiquetas
stats