El Guadalquivir vuelve a subir y obliga a mantener las alertas

Una pareja de Guadalvalle observa la crecida del río | FOTO: MADERO CUBERO
El río vuelve a superar los 5,33 metros de altura en Alcolea, sigue entrando en Guadalvalle y alcanza el mismo caudal que en la madrugada del martes

El caudal del Guadalquivir no da tregua. Las escorrentías provocadas tras el temporal de lluvia intensa del martes sigue aportando agua a un cauce que esta mañana a las 7.50 volvía a ser tan intenso como en la madrugada del miércoles, cuando alcanzó su máxima altura. Así, en Alcolea el río ha alcanzado los 5,33 metros en el azud y el caudal baja con la misma fuerza que el miércoles: cerca de 1.500 metros cúbicos por segundo en Villafranca de Córdoba.

Por eso, sigue activado el Plan de Emergencia en su nivel 1 por parte de la Junta de Andalucía. En Palma del Río, el Ayuntamiento tiene activada la prealerta por posible riada. Además, siguen desalojadas unas 40 personas en Villafranca de Córdoba, los parcelistas de la zona de Guadalvalle en Córdoba ciudad y los propietarios de las zonas de huertas de Palma del Río, donde el Genil ha llegado a superar el metro de altura en sus viviendas.

Ahora mismo, lo que más preocupa a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) en la provincia son los embalses que aún no han abierto compuertas para intentar paliar en la medida de lo posible la riada. En Córdoba, están muy pendientes de la rapidez con la que se ha llenado el embalse de San Rafael de Navallana, que en apenas 24 horas ha crecido en diez puntos. Antes del martes, abrió compuertas y consiguió un resguardo de seguridad para retener las escorrentías del Guadalmellato. Los ingenieros lo consiguieron y lograron que hasta esta hora siga cerrado. Sin embargo, a las 8.00 de la mañana alcanzaba ya un 98,71% de su capacidad. “Estamos intentando retrasar su apertura todo lo posible”, reconocieron fuentes de la CHG.

Otro embalse que está lleno y preocupa es el de Iznájar. Por quinta vez en su historia, se ha llenado. Esta mañana, alcanzaba el 99,58% de su capacidad. Tenía una compuerta abierta por la que aportaba al río Genil algo más de 80 metros cúbicos por segundo. Sin embargo, el caudal que le entra por Loja es superior al que desembalsa, ya que recibe 124 metros cúbicos por segundo. Este embalse está siendo abierto de forma progresiva para evitar la crecida del Genil, que en la madrugada del miércoles se desbordó en Écija, donde interviene la Unidad Militar de Emergencias (UME), y por la mañana lo hizo en las zonas bajas de Palma del Río.

A pesar de los desembalses, los pantanos cordobeses han alcanzado un nivel desconocido en décadas. Según la CHG, superan el 97,5%. Todos están por encima del 90% y algunos cercanos al 100%.

Etiquetas
stats