El Guadalquivir sube 2,5 metros en un solo día

Protección Civil y Policía Local vigilan un cauce al que aún le queda margen antes de desbordarse, ya que el caudal va a unos 800 metros cúbicos por segundo y las inundaciones llegan a partir de 1.100

Pocas veces el Guadalquivir había crecido tanto en tan poco tiempo. Anoche, el río grande de Andalucía llevaba una altura de 2,10 metros en el azud de Alcolea, según los datos del Sistema Automatizado de Información Hidrológica (SAIH) del Guadalquivir. A las 18.15 de hoy, el Guadalquivir ya bajaba con una altura de 4,77 metros en el azud de Alcolea. El caudal calculado a esa hora era ligeramente superior a los 800 metros cúbicos por segundo. Los servicios de emergencia de la ciudad saben que a partir de los 1.100 metros cúbicos por segundo es cuando empiezan los problemas y empiezan a inundarse zonas habitadas.

De momento, lo único que se ha inundado es lo que siempre se inunda: el paseo peatonal bajo el Puente Romano y la torre de La Calahorra. Además, el primer banco del parque de Miraflores también ha sido tomado por el agua. Este parque está construido por un sistema de bancales precisamente para prevenir las inundaciones. Cuando el río sube va cubriendo progresivamente la zona baja de este parque. En 2010 se anegó completamente y destrozó todo el sistema de riego e iluminación, que el Ayuntamiento repuso.

De momento, las patrullas de Protección Civil y Policía Local vigilan el cauce del Guadalquivir, aunque aún no se ha activado ninguna alerta. Sin embargo, estas patrullas están especialmente pendientes de la barriada periférica de Alcolea. El arroyo Guadalbarbo baja muy crecido. Si en el punto en el que desemboca el Guadalbarbo el Guadalquivir supera los 5 metros de altura, hace el efecto pantalla y el Guadalbarbo es incapaz de desaguar. Es en ese momento cuando se pueden producir las primeras inundaciones en Alcolea. Eso es algo que saben los vecinos y por eso miran con mucha atención al arroyo más que al río. “Lleva dos horas sin llover y eso es bueno”, decían dos vecinos de más de 70 años mientras observaban el cauce. “Si sigue así, no salta a las casas”, reflexionaban.

INCIDENCIAS

Según los servicios de emergencia del 112 Andalucía, la crecida del río tiene tan asustados a los vecinos de las parcelas que rodean al aeropuerto que ya sobre las 19.30 se han sucedido las llamadas a los bomberos de Córdoba. En concreto, las llamadas se han producido por parte de los vecinos de la conocida como calle Tórtola de la parcelación de Guadalvalle. Los bomberos han llegado hasta el lugar, han hablado con los vecinos y les han dicho que el caudal del Guadalquivir aún no va lo suficientemente alto como para tener que desalojarlos. Por otra parte, fuentes de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) aseguran que se espera que el río siga creciendo de forma significativa aunque no que acabe llegando hasta las viviendas de Guadalvalle. Las fuentes apuntan a que esta riada se puede quedar cerca de las casas de esta parcelación, sin llegar a entrar.

Mientras, el 112 ha registrado numerosas incidencias entre las 16.00 y las 18.00 de esta tarde por el fuerte viento. Así, en Solares de San Rafael se han caído dos árboles y se ha tenido que retirar una farola que también ponía en peligro al tráfico en la Autovía A-4 a su paso por la ciudad.

Según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), en el aeropuerto de Córdoba han caído desde las 00.00 hasta las 16.00 de hoy 21,6 litros por metro cuadrado, una cantidad que en otros puntos como Trassierra es de casi el doble. Como ha llovido más en las sierras que en la Vega lo que ha crecido también de forma espectacular es la reserva de agua. Así, si ayer se rozaba ya el 89% en la media de todos los embalses de la provincia de Córdoba, a las 18.15 de hoy esa cifra era ya de un 90,87%.

La reserva en los pantanos sigue creciendo a pesar de que están casi todos abiertos. El que más desagua es el Bembézar, que aporta al Guadalquivir más de 240 metros cúbicos por segundo. También está abierto desde esta mañana San Rafael de Navallana, con un aporte de 111 metros cúbicos por segundo. Su pantano hermano también está abierto. El Guadalmellato expulsa su agua precisamente hacia San Rafael de Navallana. Menos agua están desembalsando otros pantanos como el Yeguas, el Martín Gonzalo, Vadomojón, Sierra Boyera o Puente Nuevo, pero bastante menos que los primeros.

Etiquetas
stats