Otro gigante que cae: Marín & Hilinguer, en concurso de acreedores

.
La promotora, dos empresas filiares y los matrimonios Marín & Hilinguer entran en el Juzgado de lo Mercantil por una deuda que no pueden pagar de 126 millones de euros

Marín-Hilinger es el último gigante inmobiliario de Córdoba en caer. Hace dos semanas, sus gestores solicitaron el concurso voluntario de acreedores al verse incapaces de pagar y refinanciar una deuda total de 126 millones de euros, según han confirmado a este periódico fuentes judiciales.

La firma, propiedad del ex dueño del Córdoba CF Ángel Marín y con sede en el famoso chalet de Manolete de la Avenida Cervantes, arrastraba problemas financieros desde el estallido de la crisis inmobiliaria. La empresa había construido y vendido una promoción de viviendas de lujo en Mirabueno, donde además se había comprometido a construir parte de la Ronda Norte con el Ayuntamiento y acabar unos remates en la barriada. No lo hizo y el Ayuntamiento de Córdoba le reclamó que lo hiciera. Al negarse, ejecutó unos avales por más de 15 millones de euros que finalmente ha desestimado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

El concurso de Marín-Hilinger es el segundo más importante que tramitará el Juzgado de lo Mercantil de Córdoba, después de haber resuelto y liquidado el de otra de las grandes promotoras cordobesas: Noriega, que ha sido liquidada. El concurso no sólo es de la matriz, sino también de sus empresas filiales: Eurojisa y Promager. Además, también lo han solicitado los dos matrimonios de los dos socios de la firma: Ángel Marín y Enrique Hilinger.

Marín-Hilinger estuvo a punto de ser comprada por Ángel de Cabo, encarcelado junto al ex presidente de la patronal española Gerardo Díaz Ferrán por comprar empresas a precios muy por debajo de mercado para liquidarlas y quedarse con todo su patrimonio. De hecho, se llegó a vender incluso que Marín-Hilinger pasaba a ser propiedad de Aszendia, la firma de De Cabo. Sin embargo, el acuerdo se rompió unos cinco meses después de venderse como hecho.

La firma fue fundada en el año 1979 por Ángel Marín y Enrique Hilinger, y ya entonces comenzó a dedicarse a la promoción y construcción inmobiliaria. La empresa desarrolló su negocio en Córdoba y en toda la Costa del Sol. A principios de 2000 dio también el salto a las provincias de Sevilla y Cádiz, aunque nunca perdió su referencia cordobesa, donde se empleó a fondo en la construcción de la urbanización de Mirabueno.

Etiquetas
stats