La Gerencia le pide al Ayuntamiento 10 millones para pagar el Fondo Norte

.
Urbanismo encargó a Procórdoba en 2006 la construcción de las oficinas que hoy disfruta el Córdoba CF y todavía no le ha pagado

La Gerencia Municipal de Urbanismo tiene previsto pedirle auxilio financiero al Ayuntamiento de Córdoba para pagarle a la empresa municipal de suelo Procórdoba los casi diez millones de euros que costó la construcción del Fondo Norte del Nuevo Estadio Municipal del Arcángel. Aunque parezca una cuadratura absurda y una extraña circulación de dinero municipal, que entra y sale de un sitio, no lo es. Tanto la Gerencia Municipal de Urbanismo como Procórdoba son dos organismos autónomos del Ayuntamiento de Córdoba que aunque dependa de él disponen de presupuestos propios.

La situación es la siguiente: A día de hoy Procórdoba está asfixiada financieramente. No tiene dinero ni para pagar las nóminas de sus trabajadores. Tiene una enorme deuda (principalmente un crédito de 15 millones de euros con el BBVA que tiene que pagar antes del 15 de julio) pero también le deben una gran cantidad de dinero. La Junta de Andalucía, a través de la Agencia Andaluza de Puertos, le debe más de cuatro millones de euros tras la venta de acciones del Parque Logístico de Córdoba (Palcosa). Pero lo que aún no había trascendido es que la Gerencia le debía casi diez millones de euros por la construcción, a pulmón por parte de Procórdoba, del Fondo Norte. Es más, la construcción de estas instalaciones que hoy son las oficinas del Córdoba CF es lo que más ha complicado el futuro de Procórdoba, ya que Ferrovial, la empresa constructora, se quedó sin cobrar una parte de las liquidaciones y llevó el caso a los tribunales. Un juez llegó a embargar las cuentas de Procórdoba.

Según un informe del interventor de la Gerencia Municipal de Urbanismo, que mañana verá el consejo rector, a Procórdoba se le debe exactamente 9.717.664,08 euros. El 12 de septiembre de 2006 Urbanismo le encargó a Procórdoba que construyera el Fondo Norte del Arcángel. Entonces, Procórdoba contaba con recursos de sobra para hacer frente a estas obras. Vendía suelo a precios de oro e ingresaba grandes cantidades de dinero por estas operaciones. Pero estalló la crisis inmobiliaria y tuvo que acabar las obras cuando se había acabado la gallina de los huevos de oro. El resultado fue el embargo de Ferrovial por el impago.

En diciembre, el Ayuntamiento celebró un Pleno extraordinario para rescatar a Procórdoba. Entre los acuerdos (trasladados a la Gerencia el 18 de febrero, según destaca el interventor en su informe) se instaba a la Gerencia a ponerse al día en las facturas pendientes de pago con Procórdoba. Y entre las facturas pendientes había un facturón: la obra completa del Fondo Norte.

Ahora, y como la Gerencia tampoco tiene dinero para pagar, lo que el consejo rector le pide al Ayuntamiento es una "transferencia de capital" de casi diez millones de euros que una vez ingresados irían directamente a las cuentas de Procórdoba. Ese dinero ayudaría a menguar las deudas de la todavía empresa municipal de suelo (en proceso de liquidación) con los bancos.

Etiquetas
Publicado el
23 de abril de 2013 - 20:51 h
stats