Fundación Botín y Rurápolis fomentan el espíritu emprendedor

Firma del convenio entre Fundación Botín y Rurápolis.
La consultura cordobesa y la Fundación Botín han renovado por sector año un convenio de colaboración para impulsar el emprendimiento rural en Cantabria

La Fundación Botín y la consultora cordobesa Rurápolis han firmado en Madrid la renovación del convenio de colaboración entre ambas entidades. El acuerdo se traduce en que Rurápolis capacita y asiste, por sexto año consecutivo, a emprendedores rurales en el marco del programa Nansaemprende, una iniciativa que la Fundación Botín desarrollada a través de su programa de Desarrollo Rural Patrimonio y Territorio en el Valle del Nansa y Peñarrubia (Cantabria).

Así, Rurápolis colabora desde 2010 con la Fundación Botín a través de su programa Nansaemprende, una iniciativa orientada al fomento y promoción de proyectos empresariales en el medio rural de Cantabria. Su finalidad consiste en proporcionar a futuros promotores y empresarios del medio rural la ayuda necesaria para potenciar la creación y correcta gestión de sus empresas.

El proyecto se apoya en dos líneas de acción fundamentales: la formación empresarial y el apoyo a los emprendedores que han puesto en marcha nuevas empresas en estos territorios (programa PAE). Para ello se ofrece a los participantes la posibilidad de identificar su potencial emprendedor, formarse en técnicas básicas de gestión y analizar la viabilidad de sus proyectos empresariales mediante el diseño de planes de negocio. En el programa formativo participan docentes de Rurápolis, la corporación ITM, la Cámara de Comercio de Cantabria,y consultores freelance.

El concurso se inició en el año 2011, para potenciar la actividad económica en el Valle del Nansa y Peñarrubia, ámbito de actuación del Programa de Desarrollo Rural, Patrimonio y Territorio, y desde 2013 –y ante su gran aceptación- se ha ampliado a los territorios limítrofes del Saja y Liébana. En la última edición se inscribieron 19 iniciativas, de las cuales siete fueron finalistas y cuatro de ellas han sido dotadas de capital semilla (5.000 euros en cada caso) para la puesta en marcha de sus proyectos.

En total, Nansaemprende ha contado con 171 participantes, que han presentado 134 proyectos traducidos en 61 Planes de Negocio, de los cuales hay 32 empresas ya en funcionamiento y 14 en trámites de apertura. Su facturación aproximada es de 1.502.000 euros y se han  creado 73 puestos de trabajo.

Etiquetas
stats