La Fiscalía archiva la denuncia a Nieto sobre la Copa Davis

El alcalde, junto a la interventora, en el Ayuntamiento. FOTO: MADERO CUBERO
El Ministerio Fiscal entiende que no existen indicios suficientes como para seguir adelante con la investigación y envía las diligencias a la Fiscalía del Tribunal de Cuentas

La Fiscalía General de Andalucía ha archivado la denuncia interpuesta por IU y PSOE contra el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, por la gestión de las semifinales de la Copa Davis en septiembre de 2011. Según el escrito de la Fiscalía, al que ha accedido este periódico, el fiscal entiende que no hay indicios de delito suficientes en este momento como para seguir adelante con una investigación penal y por eso decide elevar el asunto hasta la Fiscalía del Tribunal de Cuentas.

Según el escrito, “entendemos que no existen, por ahora, elementos tipificados de infracción penal y ello aunque la actuación del señor alcalde no fuera la correcta que en términos administrativos correspondiera”. La Fiscalía también entiende que en lo que respecta al informe de Intervención en el que se sostiene la denuncia de IU y PSOE “es un tema que se incardina más en una responsabilidad contable, como se viene a señalar en la denuncia, más que en un ilícito penal”. Por todo ello, y porque el Tribunal de Cuentas ya está investigando el asunto, la Fiscalía General de Andalucía decide remitir todo lo actuado hasta esta magistratura.

La Fiscalía General de Andalucía, dependiente, a su vez, del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), decidió en septiembre “incoar diligencias” después de recibir la denuncia de IU y PSOE sobre la gestión de la Copa Davis por parte del Ayuntamiento de Córdoba. Según informaron fuentes de la Fiscalía General de Andalucía, se ha tomado esta decisión después de recibir “el oficio” de la Fiscalía Provincial de Córdoba, que decidió elevar hasta el TSJA el caso ya que el alcalde, José Antonio Nieto, es además parlamentario andaluz por el PP y por tanto está aforado.

Cuando la Fiscalía decidió elevar el asunto hasta la Fiscalía General, el alcalde mostró su tranquilidad al considerar el hecho como “un trámite” después de la denuncia presentada por IU y PSOE.

La denuncia de IU y PSOE se sostiene en los reparos que en su día levantó la interventora general del Ayuntamiento, Paloma Pardo, al expediente administrativo de la gestión de este convenio. Estos reparos fueron levantados por un decreto firmado por el alcalde, José Antonio Nieto. El escrito incide sobre tres hechos que, a juicio de los denunciantes, podrían tener consecuencias penales para el equipo de gobierno: el primero se refiere al pago de un mecenazgo de 700.000 euros a la Federación de Tenis, el segundo al pago de otros 670.000 euros a la RFET en concepto de protocolo y representación de la ciudad, y el tercero a la explotación del bar situado en las inmediaciones de la plaza de toros de Córdoba, donde se celebraron las semifinales.

El escrito, al que ha tenido acceso este periódico, sostiene en el primero de los hechos que en diciembre la interventora presentó un reparo a la factura de 700.000 euros para el pago del mecenazgo por la celebración de la Copa Davis en Córdoba. Estos pagos están exentos de IVA. La interventora advertía que se debía consultar con la Dirección General de Tributos si de verdad este pago estaba exento de IVA. La denuncia de IU y PSOE asegura que el pago se hizo sin realizar la consulta sin que “se aclararan en absoluto las dudas planteadas por la interventora”. Esas dudas consisten en saber si de verdad este pago era por un mecenazgo o no, ya que en el pliego de condiciones firmado entre el Ayuntamiento y la RFET se detalla este gasto como canon de sede y por tanto si estaría sujeto al pago de IVA. Por eso, la oposición asegura que existían fines lucrativos y que “se podría considerar que lo que se ha producido es un fraude de ley”.

El segundo de los hechos denunciados es el que cuenta con una acusación más grave. Según la denuncia de IU y PSOE, la RFET no justificó debidamente a qué dedicó los 670.000 euros de una factura ya cobrada bajo el concepto de protocolo y representación de la ciudad. En el escrito se detalla que esta factura llegó al despacho de la interventora municipal, que volvió a levantar un nuevo reparo al no encontrar suficientemente justificada por la RFET su abono. En concreto, la interventora incide en que en la factura se detallan “una serie de gastos que según el pliego correspondían al Ayuntamiento” pero que posteriormente se demuestra que no, que deberían ser ejecutadas por la Federación de Tenis, como demuestra el informe justificativo del director administrativo de la RFET. Sin embargo, y tras el reparo levantado, se emite un informe ahora del subdirector general de Presidencia en el que se achaca este malentendido a “un error mecanográfico manifiesto” del director de la RFET en su informe. Sin embargo, IU y PSOE denuncian que la factura se paga sin que la RFET vuelva a presentar un nuevo informe de en qué conceptos se hace.

Según insiste la denuncia, parece quedar demostrado que la RFET no jugó ningún papel en el protocolo y la representación de la ciudad (pese a cobrar 670.000 euros por ello) cuando el jefe de Medios de Comunicación del Ayuntamiento de Córdoba creó un servicio de prensa propio que se encargó de estos conceptos, como así aseguran estas dos formaciones en su denuncia. “O la RFET justifica procedentemente que realizó gastos prestaciones distintas, en promoción publicitaria de Córdoba en el desarrollo de la semifinal de la Copa Davis, de las derivadas de la prestación de su propio servicio de prensa, o ha de considerarse que indebidamente percibió la cantidad de 660.269 euros. La RFET no ha presentado ni justificado ningún tipo de gasto de protocolo”, asegura el escrito remitido a la Fiscalía.

El tercero de los hechos denunciados se refiere a la explotación del bar instalado junto a la plaza de toros durante las tres jornadas de la semifinal de la Copa Davis. La explotación de este bar iría al 50% entre la RFET y el Ayuntamiento, según se firmó en el convenio. Sin embargo, la interventora volvió a dudar de que esto ocurriese así y alertó de la ausencia de mecanismos de control municipales que garantizasen qué ingresos se estaban produciendo en la barra del bar.

IU y PSOE denuncian que después de pedir la documentación es el propio alcalde el que les envía una declaración del director financiero de la RFET, en septiembre de 2012, en la que “hace constar que la explotación de las barras de los bares para el público no ha generado ningún ingreso neto a favor del Ayuntamiento, una vez descontados todos los servicios y productos suministrados durante el evento”. Es decir, el Ayuntamiento no ve un euro de las barras de los bares por que la Federación de Tenis lo descuenta por lo que ha aportado durante las semifinales, según trasciende de la denuncia. Por eso, los denunciantes aseguran que se ha producido un “perjuicio económico” para el Ayuntamiento que ha de “clarificarse”.

Por otra parte, en su escrito de julio, la Fiscalía Provincial de Córdoba decidió abrir otras diligencias. Después de analizar la documentación presentada por IU y PSOE, la Fiscalía se ha fijado especialmente en las actas del Pleno monográfico celebrado en marzo en el que el alcalde dio cuenta de la gestión administrativa del evento. En dos momentos determinados, el regidor apuntó a que en el mandato anterior se habían abonado también, como ahora le acusan, dos facturas sin informe ni fiscalización alguna. El alcalde se refería a una factura del año 2007 por la organización en Córdoba de los Premios de la Música y a otras facturas más de la Fundación Córdoba por el Deporte, también sin justificar entre 2006 y 2009. Tras incidir en el acta del Pleno y en lo que dijo Nieto, la Fiscalía también ha decidido abrir diligencias sobre esta denuncia pública por si se aprecian delitos de prevaricación en el mandato anterior.

Etiquetas
stats