¿En qué fase están los 14 retos que se ha marcado la alcaldesa?

La alcaldesa, durante un Pleno | MADERO CUBERO

La semana arrancó con el Debate sobre el Estado de la Ciudad en Capitulares, que más pareció un debate sobre el estado del Ayuntamiento. La cita concluyó con una batería de propuestas de la alcaldesa, Isabel Ambrosio, hasta el final de su mandato en 2019. La regidora agrupó sus medidas en 14 grandes retos pero... ¿en qué fase de cumplimiento o poder cumplirse está cada uno?

1.- RESCATE CIUDADANO

Es el reto más avanzado. Desde el principio del mandato, una de las grandes exigencias de IU y Ganemos fue precisamente avanzar en las medidas sociales del Ayuntamiento. Para eso se constituyó una Oficina Municipal de la Vivienda, por ejemplo.

Ahora, y para lo que queda de año, la alcaldesa se ha comprometido a construir una casa de acogida familiar en el antiguo Hospital Militar. La primera noticia sobre este proyecto surgió, precisamente, en el Pleno de este lunes. Así que al Ayuntamiento le queda por delante licitar un proyecto de obra y definir qué quiere construir, cómo y, sobre todo, quién se encargará de gestionarlo. Si de algo carece Servicios Sociales es precisamente de personal.

Más viable parece la redacción, en el corto plazo, de un documento final del Plan de Rescate elaborado con la colaboración de los colectivos sociales y del movimiento ciudadano, la constitución de un observatorio social o la puesta en marcha de una mesa ampliada por el derecho a la vivienda.

Otro de los grandes retos pasa por una demanda ciudadana. Los vecinos más comprometidos de la barriada de Palmeras han propuesto un plan integral para reformar toda la zona. Hace falta dinero y, además, el compromiso de la Junta de Andalucía. De momento, está en fase de redacción por parte de los propios vecinos.

2.- MEDIDAS DE TRANSPARENCIA MUNICIPAL

Cuando Ambrosio se postuló a la Alcaldía una de sus frases estrella era que el Ayuntamiento tendría “las paredes de cristal”. De momento, y más allá de que ahora se publican todos los procesos de contratación, hasta los menores, poco más se ha avanzado a como estaba en el mandato anterior. El funcionario encargado del Portal municipal de Transparencia falleció recientemente y el Ayuntamiento aún no ha designado a nadie para encargarle este trabajo tan importante.

En este capítulo, Ambrosio anunció medidas de personal. Una de ellas, viable, es la más demandada por los trabajadores municipales: recuperar la jornada de 35 horas. La Junta de Andalucía ya trabaja en ello. Otra, compleja, es poner en marcha una Oferta de Empleo Público hasta 2019. Las restricciones impuestas por la famosa tasa de reposición (el Gobierno solo permite contratar a uno de cada diez funcionarios que dejan de serlo) hacen complicada esta oferta. No obstante, la alcaldesa ha prometido una tasa de reposición del 100% para los policías y, sobre todo, para los bomberos, que se están quedando sin conductores.

También propuso un plan para ocupar los edificios municipales que ahora mismo están vacíos (esto parte de una moción aprobada por el Pleno del Ayuntamiento) y medidas de “seguridad preventiva”. Es decir, que la Policía Local sea más un elemento mediador que sancionador.

3.- IGUALDAD DE GÉNERO

Todas las medidas que no cuestan dinero son las más viables. Ésta es una de ellas. La regidora decidió asumir las competencias de Igualdad cuando llegó a la Alcaldía. Ahora, asegura que se elaborará un Plan Transversal de Género y que se pondrá en marcha de la Casa de la Igualdad “como lugar de encuentro de colectivos y espacio de reflexión feminista”.

4.- IMPUESTOS Y PRESUPUESTOS

Es la madre del cordero en Capitulares. Y sobre todo la clave para la negociación con Ganemos, vital para garantizar la gobernabilidad. La regidora planteó un “modelo fiscal” basado en “criterios de justicia social” y de “redistribución de la riqueza”. En el Ayuntamiento se quiere volver a trabajar en una medida que ya impulsó IU cuando asumió las competencias de Hacienda en el pasado: un callejero fiscal. De momento, no se ha avanzado nada en su configuración.

En este punto está casi todo el proceso por hacer y no será fácil, ya que necesita mucho tiempo su diseño. ¿Cómo discriminar a una calle por otra? ¿Por la media de la renta de sus vecinos? ¿Eso no es injusto al haber unos vecinos con mayor renta que otros en la misma calle tras el impacto de la última crisis? Estas preguntas ya han surgido en el seno del cogobierno.

5.- UN NUEVO MODELO ECONÓMICO

Cada vez que se escucha la frase “nuevo modelo económico” para Córdoba los economistas de la ciudad se echan a temblar. Es un discurso repetido por todos los alcaldes de la democracia. Ahora, Ambrosio apuesta por el futuro de Córdoba en el “turismo, el patrimonio y la creación cultural, la investigación, desarrollo e innovación, el comercio de cercanía, el sector agroalimentario, la rehabilitación de edificios, la eficiencia energética, la economía social, cooperativa y colaborativa, las energías renovables y la investigación biomédica”.

En este campo, propuso un nuevo ente para sustituir al Consorcio de Turismo (se supone que en marzo tiene que estar listo) y acabar las obras del Centro de Convenciones del Parque Joyero (casi paralizadas en este momento por una demanda de la empresa de más dinero).

Además, y como novedad, la alcaldesa anunció la “creación de una incubadora de empresas biotech en colaboración con el Imibic, la Diputación de Córdoba y Rabanales 21”, algo que de lo que hasta ahora no había noticia.

También aseguró que como continuidad a lo ocurrido con Cruz Conde y a lo que está ocurriendo con la calle Capitulares, el Ayuntamiento también peatonalizará calles comerciales en los barrios. De momento, está por definir qué calles exactas son (principalmente en la Viñuela, Ciudad Jardín y Santa Rosa) y empezar a diseñar proyectos.

Otra de las novedades anunciadas fue la puesta en marcha la Escuela de Emprendimiento Social y la creación de un “mapa de oportunidades de negocio” para los autónomos y comerciantes en todos los barrios de la ciudad.

Ambrosio también prometió que en breve abrirá el centro de emprendimiento tecnológico Open Future impulsado por Telefónica en la calle San Pablo (aún no han empezado unas obras que están pendientes de adjudicación) y que se creará una red de espacios de coworking, en colaboración con la iniciativa privada, con presencia en todos los distritos

6.- MOVILIDAD Y TRANSPORTE

La alcaldesa habló de Aucorsa, para lograr que siga siendo una empresa pública (para eso tiene que enjugar el déficit, que año a año logra con transferencias municipales) y sobre todo del proyecto de Cercanías entre Villarrubia y Alcolea. De momento, este proyecto, anteriormente conocido como Metrotrén, sigue en una especie de limbo que depende por un lado de que haya Gobierno en Madrid y pueda haber dinero para que Renfe ponga en marcha el servicio, y otro acabar tres estaciones en la ciudad, una de ellas en el Centro de Convenciones. Harían falta tres millones de euros, según los cálculos del propio Ayuntamiento.

La regidora se marcó otro reto, también parado en esta primera parte de su mandato: el impulso del plan de la bici. De momento, se ha licitado la obra para construir un carril bici en la avenida del Gran Capitán. Además, el impulso de este plan es clave para seguir adelante con otro gran proyecto de infraestructuras de la ciudad: la construcción de la Ronda del Marrubial, que sigue en fase de redacción de proyecto.

7.- REHABILITACIÓN DE BARRIOS

Este es quizás el reto más difuso de los que se marcó la regidora y tiene mucho que ver con el urbanismo sostenible. Con la llegada de los fondos europeos, los conocidos como DUSI, el Ayuntamiento tiene dinero para poner en marcha políticas de sostenibilidad ambiental aún por definir. Está por ver en qué se va a trabajar con más intensidad.

Ambrosio habló de una apuesta por “la ciudad compacta, más sostenible y más eficiente, con especial atención al a ciudad consolidada y apoyando la rehabilitación y regeneración de barrios y edificios como actuación prioritaria sin carácter especulativo”.

8.- PARCELACIONES

Es quizás el asunto más espinoso que el Ayuntamiento tiene entre manos. Las protestas de los parcelistas, algunas de ellas muy ruidosas que han llegado a interrumpir plenos, se están recrudeciendo. En su discurso, Ambrosio habló de “impulsar la ordenación de la periferia y las parcelaciones, por lo que intentaremos que en las parcelaciones urbanizables podamos adelantar servicios de abastecimiento de luz y agua, incluso antes de llegar a las fases de reparcelación y urbanización”.

De momento, poco se ha avanzado también más allá de debates en el Pleno sobre la reforma de la LOUA que permite, precisamente, la legalización de una pequeña parte de las miles de parcelas de la ciudad. Así, Ambrosio anunció que iba a hablar con la Junta para ver qué posibilidades había y que se iba a crear una “comisión mixta” con la Consejería de Fomento.

9.- CULTURA

Tras un 2016 que debería haber sido el año de la cultura en Córdoba y que está pasando con más pena que gloria, la alcaldesa ha planteado una revolución cultural. Para empezar, ha cambiado al responsable municipal, cesando a Mar Téllez y nombrando a David Luque como concejal de Cultura.

En el debate, la alcaldesa planteó llevar los grandes festivales y eventos culturales a todos los barrios de la ciudad y poner en marcha algo que lleva prometiendo desde que asumió el cargo: poner en marcha el Consejo Local de Cultura.

Además, planteó la creación de una Unidad de Patrimonio (hasta ahora estas competencias las llevaba la Gerencia), la celebración del centenario de Ricardo Molina, uno de los iconos del grupo Cántico, y la segunda fase de las obras de rehabilitación del Alcázar. De momento, se está acabando la primera. Cuando esté culminado se podrá reabrir la puerta original del monumento por la Ribera.

10.- JUVENTUD

En este punto, Ambrosio se limitó a señalar que el Ayuntamiento aprobará de aquí a 2019 el quinto plan Córdoba Joven.

11.- MEMORIA HISTÓRICA

Aquí está todo por hacer. Las asociaciones y familiares de víctimas del franquismo acaban de pedir al Ayuntamiento apoyo para reabrir las fosas comunes en las que reposan más de 4.000 cordobeses fusilados.

Ambrosio prometió elaborar un catálogo sobre los símbolos del franquismo que perviven en la ciudad para retirarlos, poner en marcha la comisión sobre la memoria que aprobó el Pleno (y que todavía no se ha impulsado) y “en su caso” colaborar con los proyectos de exhumaciones de las fosas de víctimas de la ciudad.

12.- DEPORTE

En este punto, la principal demanda de los colectivos está en las instalaciones. La alcaldesa habló de tres: Arroyo del Moro, el campo de fútbol de San Eulogio y el polideportivo de la Juventud. Estas dos últimas instalaciones deportivas colean desde hace años. San Eulogio es propiedad de Cajasur y habría que negociar una cesión. El polideportivo de la Juventud es el que parece que se puede desbloquear. El Ayuntamiento reservó hasta dinero para sus obras en 2016, pero problemas con su titularidad lo están retrasando. De momento, el proyecto no está ni redactado.

13.- RECINTO FERIAL DEL ARENAL

Hasta ahora, este equipo de gobierno ha sido el único que ha hablado directamente de renunciar a la ampliación del recinto ferial del Arenal al otro lado de la autovía y comenzar a consolidar el actual. Cada año, en cada feria, hay que construir un recinto. Por ejemplo, hay que tirar nuevos cables eléctricos y sistemas de agua. El objetivo es que eso sea fijo y ahorrar costes para el futuro. De momento, es una propuesta.

14.- INFRAESTRUCTURAS

Aunque es una delegación controlada por IU, Ambrosio siempre ha tenido buena sintonía en esta materia con sus socios de gobierno. Así, presentó el plan Mi Barrio es Córdoba de manera conjunta con la concejala Amparo Pernichi. Ahora, uno de sus objetivos es que este plan tenga continuidad el año que viene, aunque está por ver si como hasta ahora dispondrá de los fondos del Ministerio de Hacienda (que logró el anterior equipo de gobierno).

Además, Ambrosio planteó un impulso a las inversiones en los polígonos industriales y que siga adelante el plan de eficiencia energética, que aunque ejecutándose avanza lentamente. También sostuvo que se pondrá en marcha la primera fase de un programa de huertos urbanos en la ciudad (de momento, lo que hay son talleres municipales) y que se estudiará seguir adelante con la colaboración “público privada” de algunas zonas verdes.

Por último, anunció algo que ya había planteado en el debate Pedro García, el inicio de las obras de la primera fase del Parque de Levante, largamente demandado por los vecinos. Es una propuesta y tampoco hay proyecto concreto. También anunció un plan de corredores verdes hacia las barriadas periféricas.

Etiquetas
stats