Exalcaldes por la titularidad pública de la Mezquita

Interior de la Mezquita Catedral de Córdoba | MADERO CUBERO
Julio Anguita, Herminio Trigo, Manuel Pérez, Rosa Aguilar y Andrés Ocaña firman una carta conjunta en la que se posicionan ante las inmatriculaciones de la Iglesia en Córdoba

Julio Anguita, Herminio Trigo, Manuel Pérez, Rosa Aguilar y Andrés Ocaña, exalcaldes de Córdoba desde la restauración de la democracia en los ayuntamientos en 1979, han firmado una carta en el que se posicionan de forma nítida ante la polémica inmatriculación de la Mezquita Catedral por parte de la Iglesia Católica. No son todos los que son pero sí son todos los que están. En Córdoba, desde 1979, ha habido otros dos alcaldes más, ambos del PP: Rafael Merino y el actual regidor José Antonio Nieto. Ninguno de los dos ha firmado una carta que ni siquiera se les ha remitido, según han confirmado estos cinco exalcaldes, porque los firmantes conocían de antemano que no la iban a suscribir “porque conocemos la postura del PP en esta materia”, según ha afirmado Herminio Trigo.

Los cinco exalcaldes firmantes (todos gobernaron la ciudad bajo las siglas del PCE primero y de IU después) reclaman la “la restitución de la legalidad constitucional y la titularidad pública de la Mezquita-Catedral de Córdoba, así como la devolución al dominio común de todos los bienes del patrimonio histórico inmatriculados indebidamente por la Iglesia”. Además, han querido expresar su “profunda preocupación por la inscripción a nombre de la Iglesia Católica de la Mezquita-Catedral, Patrimonio Mundial por la Unesco y bien de incalculable valor histórico y emocional para Córdoba”.

La carta de los exregidores de Córdoba no se centra exclusivamente en la Mezquita, el monumento símbolo de las inmatriculaciones que ha realizado la Iglesia Católica desde que en 1998 se reformase la ley Hipotecaria que permitía a un obispo registrar a su nombre un bien sin necesidad de demostrar su propiedad. Así, solicitan que “se difundan la totalidad de los bienes inscritos por la Iglesia, muchos de los cuales han sido construidos y sostenidos secularmente con fondos públicos y, por tanto, pertenecen a la ciudadanía”.

Julio Anguita fue el primer alcalde del PCE en una capital de provincia de España en 1979 y sucedido a mediados de los 80 por Herminio Trigo. Manuel Pérez estuvo cinco meses al frente del Consistorio tras la dimisión de Trigo. Posteriormente, gobernó durante cuatro años Rafael Merino, que no ha firmado la misiva, y le sucedió Rosa Aguilar que estuvo durante diez años. A Aguilar le sucedió Andrés Ocaña durante otros dos años. En 2011 ganó las elecciones con mayoría absoluta José Antonio Nieto.

En la misiva, los exregidores demandan “al Ayuntamiento de Córdoba y al resto de administraciones que velen por los intereses inalienables de la ciudad y que defiendan el patrimonio histórico a través de todos los instrumentos administrativos y legales de que dispongan.

También quieren poner de manifiesto que “no es la administración legalmente instituida quien debe demostrar que un bien es de dominio público sino justamente al contrario: son los particulares que reclamen su titularidad los que deben acreditarlo fehacientemente. El caso del Triunfo del San Rafael y la plaza que lo acoge es especialmente paradigmático toda vez que en el momento de su inmatriculación constaba como bien público y existe información histórica suficiente en los archivos municipales para que el Ayuntamiento reclame su titularidad e impida su apropiación por parte de la Iglesia”.

Etiquetas
stats