El espectáculo del Guadalquivir

.

“Mira, hijo, Guadalquivir en árabe significa río grande”. Este domingo, el río Guadalquivir ha alcanzado un caudal desconocido en los últimos años. Tan alto iba, que por primera vez desde el año 2013 la Policía Local se ha visto obligada a cortar el acceso al paseo bajo de la torre de la Calahorra, donde el río comenzó a inundar la zona de tránsito e incluso el puente de entrada al molino de San Antonio.

La crecida del Guadalquivir, no por inusual, sí que ha atraído a centenares de cordobeses que se han acercado desde primera hora de la mañana para observarla. Lejos aún de llevar un caudal que provoque problemas, el río ofrecía un espectáculo habitual durante las primaveras muy lluviosas como la actual.

El caudal bajaba con el típico color chocolate a una gran velocidad. La crecida ha estado exclusivamente motivada por el agua de lluvia. Los embalses que regulan la cuenca siguen cerrados y son los arroyos no regulados los que han aportado este caudal extraordinario al río grande de Andalucía.

En las próximas horas está previsto que el caudal comience a descender de manera significativa. Los embalses siguen acogiendo agua y tienen sitio de sobra como para que el Guadalquivir no se salga de madre. Aún está muy lejos de hacerlo.

Etiquetas
stats