'Entren a entregar las alegaciones de uno en uno'

Los padres del AMPA El Catón, hablando con los policías que custodian la puerta del Ayuntamiento. FOTO: MADERO CUBERO
Otro viernes de manifestaciones ante el Ayuntamiento provoca que los policías locales cierren las puertas e intenten evitar protestas dentro de Capitulares

Tras una pequeña tregua, han regresado las manifestaciones de los viernes a la puerta del Ayuntamiento. Esta mañana han coincidido tres, aunque sólo una estaba prevista (trabajadores de Laboratorios Pérez Giménez), la segunda era una entrega de alegaciones y la tercera una familia acampada que lleva allí desde ayer por la mañana. Pero a la misma hora, las 11.00, se han unido a protestar. Los policías locales que custodian la entrada y salida a Capitulares se han visto obligados a cerrar el Ayuntamiento y a abrir con cuentagotas una puerta lateral para poder dar paso al público.

Tal ha sido el cerrojazo, que los padres del Ampa El Catón (apenas eran siete) han tenido que entrar uno a uno a entregar las 400 alegaciones en el Registro de Entrada del Ayuntamiento. Estos son los padres de la escuela infantil Félix Ortega, que tratan de evitar o al menos aplazar con estas alegaciones el cierre de este centro educativo. Los policías justificaban que estaban cumpliendo órdenes y que ya tuvieron problemas otra vez que los padres acudieron al Ayuntamiento a entregar documentación. Entonces, iban acompañados de niños y protagonizaron una estruendosa protesta en el vestíbulo del Ayuntamiento, donde llegaron a protagonizar una sentada.

Las alegaciones presentadas son de tres tipos distintos. Primero, están la de los padres que se sienten directamente perjudicados “por esta decisión unilateral tomada por el gobierno municipal”, explicaban. Después, otra alegación colectiva y por último una de cientos de ciudadanos “que se han interesado por esta injusta decisión”, explica el AMPA El Catón.

Mientras tanto, sonaban los pitidos de los trabajadores de Laboratorios Pérez Giménez. Al menos medio centenar de personas protestaba en la puerta del Ayuntamiento en el tercer día de huelga consecutivo que atravesaba la fábrica. Los empleados pedían la mediación y apoyo del gobierno municipal y denunciaban que ya van para 11 los meses que no cobran su salario.

Etiquetas
stats