Una empresa cordobesa gana el mantenimiento del blindado más moderno del Ejército

Un RG-31 Nyala en una misión en Afganistán.

Una compañía cordobesa se ha impuesto en el concurso para hacerse cargo del mantenimiento de uno de los vehículos blindados más modernos del Ejército español: el RG-31. El diario El País avanzó este domingo la noticia acerca de este robusto transporte de cuatro ruedas, habitual en las misiones exteriores por su resistencia a las minas y a las bombas caseras de alta potencia tan frecuentes en escenarios como el de Afganistán o Irak.

La compañía que ha ganado finalmente el concurso y que puede firmar la adjudicación definitiva en un breve plazo se llama ITE y tiene base en El Higuerón, según consta en diferentes pliegos de contrataciones por labores de mantenimiento en el Ejército de Tierra. El importe total de la adjudicación supera los 2,3 millones de euros y supone prestar el servicio hasta el año 2019.

La cordobesa se ha impuesto en la apertura de sobres gracias a una oferta muy ventajosa para el Ejército ya que ahorra económicamente ingentes porcentajes en mano de obra y reparaciones, indica El País. En los pliegos iniciales se planteaba pagar la mano de obra a 70 euros para los operarios que trabajasen en el parque de mantenimiento de vehículos que el Ejército tiene en Córdoba. Pero la empresa ha ajustado los precios hasta los 7,7 euros por hora trabajada, indica el rotativo madrileño.

Algo parecido ha ocurrido con los repuestos, que suponen un ahorro de hasta el 68% con respecto al pliego de condiciones inicial calculado por el Ministerio de Defensa.

Córdoba tiene ya una larga relación con este moderno blandidado militar. Además de acoger el parque de mantenimiento de vehículos que el Ejército, otra empresa local, ubicada en Rabanales 21 ganó hace poco más de tres años un concurso para evitar los vuelcos. La empresa Desarrollo Tecnológico Agroindustrial EBT, SL (DTA) ubicada en el Parque Científico Tecnológico de Córdoba, desarrolló esta tecnología de prevención en colaboración con un equipo de investigadores de la Universidad de Córdoba.

Etiquetas
stats