Los embalses están al 70% tras uno de los otoños más lluviosos

FOTO: MADERO CUBERO
El pantano del Guadalmellato supera ya el 90% de su capacidad y La Breña II el 72%

Los embalses cordobeses acaban de superar el 70% de su capacidad después de que la provincia haya recibido uno de los otoños más lluviosos de la última década. Según el último parte del Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) del Guadalquivir, los 13 pantanos de la provincia superan ya el 70% de su nivel, una cifra que los sitúa ya a la puerta de la prealerta en caso de llegada de un nuevo temporal (previsto para el próximo fin de semana).

Los pantanos se han llenado de una forma espectacular en poco más de mes y medio. Arrancaron el año hidrológico al 55% de su capacidad. Entre octubre y las primeras semanas de noviembre ha llovido casi el doble de todo lo que suele llover en un año normal. Así, en la estación meteorológica del centro Ifapa de Córdoba (en la zona de Alameda del Obispo) han caído 370 litros. En otros puntos del mismo término municipal de Córdoba, la lluvia recogida ha sido mucho más espectacular, 470 litros (casi dos tercios de todo lo que suele llover en Córdoba en todo el año) en el embalse de Guadanuño, que está en Cerro Muriano.

Córdoba es la provincia de la cuenca del Guadalquivir con los embalses de más capacidad. Sólo entre Iznájar y ahora La Breña II en la provincia se retiene más agua que en toda la provincias de Sevilla y Huelva juntas. Además, sus pantanos son clave para garantizar la regulación de la cuenca del Guadalquivir, además de para el regadío. Por eso, por el caudal que han soltado en verano para los cultivos de la Vega, su nivel era tan bajo.

Ahora, algunos embalses comienzan ya a entrar en niveles de prealerta. El más lleno y de mayor tamaño es el del Guadalmellato. Alcanza ya el 90% de su capacidad, pero este nivel aún no es dramático. El Guadalmellato suele apoyarse en San Rafael de Navallana (donde desemboca) cuando empieza a llenarse y de momento este último embalse, que es el que surte de agua potable a toda la ciudad de Córdoba, está al 42% de su capacidad.

Otro sistema de embalses en cadena que se mantiene en niveles muy altos es el del río Guadiato. Puente Nuevo, aguas arriba, está al 62,59%, mientras que La Breña II hace semanas que se mantiene estable al nivel más alto de su corta historia: el 80,68%.

Otros dos embalses de gran capacidad pero que están aún lejos de sus niveles máximos son Vadomojón (al 68%) y Bembézar (al 67%).

De momento, y con estos niveles, no está previsto que comience ningún desembalse en la cuenca del Guadalquivir. En la provincia de Jaén, con niveles algo superiores a los de Córdoba, solo hay dos embalses que han abierto parte de sus compuertas y se descargan, lentamente, del agua que retienen: son el Guadalmena y el Guadalén. Estos desembalses apenas se están notando en el Guadalquivir, que ha recuperado ya su cauce habitual en otoño.

Etiquetas
stats