2020 dice adiós con lluvia, descenso de temperaturas y pendiente de la llegada de las borrascas atlánticas

.

2020 se va a despedir, casi en sus últimas horas, con el sonido de la lluvia. La llegada de un sistema frontal desde el norte peninsular, asociado a una extensa y profunda borrasca situada sobre las Islas Británicas, volverá a cubrir de nubes los cielos de toda la provincia, dejando entre el lunes 28 y el martes 29 de diciembre las que serán últimas precipitaciones del fatídico 2020. Tras ellas las temperaturas volverán a desplomarse para dar la bienvenida al nuevo año con el termómetro bajo cero.

Aunque el comienzo de semana vendrá protagonizado por las precipitaciones, estas serán débiles y sólo un mero anticipo de las lluvias con las que podría terminar estrenándose el cercano 2021. La configuración atmosférica del Atlántico Norte puede estar encaminada a abrir al menos temporalmente el paso sur para las borrascas atlánticas. Antes de que las humedades oceánicas golpeen el sur peninsular, Iberia quedará expuesta a los vientos del norte de manera prolongada. La borrasca que nos traiga lluvia a comienzos de semana vendrá acompañada por una potente descarga de aire frío de origen polar, manteniendo el ambiente gélido al menos hasta el próximo fin de semana.

Con este panorama cabe esperar una semana marcada por los cambios y el ambiente variable aunque por lo general frío o muy frío. Mientras que el comienzo de semana la nubosidad estará muy presente, con precipitaciones por lo general débiles a lo largo del día, en especial durante la jornada del lunes 28, entre el miércoles 30 y el jueves 31 el ambiente volverá a ser poco nuboso o soleado. El viento del norte, tradicionalmente seco, encontrará en la orografía peninsular una barrera para traer hasta nosotros precipitaciones de gran importancia, siendo difícill que se alcancen los 5 litros por metro cuadrado de acumulado en ningún punto de la provincia hasta la tarde del martes 29.

Será precisamente la lluvia la que sirva para contener la caída de las temperaturas a inicios de semana, esperándose una subida considerable en las mínimas de entre 4 y 6 grados respecto a las registradas durante el fin de semana. Subida que en menor grado se trasladará a las máximas del lunes, llegando hasta los 13 o 14 grados en el valle del Guadalquivir y hasta el entorno de los 10 grados en el resto de la provincia. Desde entonces el frío volverá a recuperar terreno, cayendo progresivamente las temperaturas a lo largo de la semana, hasta estrenar el año, ya en la mañana del viernes 1 de enero con valores de nuevo por debajo de cero grados en la mayor parte de la provincia.

¿Nieve para estrenar el año?

La llegada de un nuevo sistema frontal desde el noroeste de la Península durante el próximo 1 de enero, combinado al importante frío acumulado en la superficie peninsular durante los días anteriores, hacen del primer día del 2021 una ocasión ideal para que puedan darse nevadas débiles en cotas medias del interior peninsular, también de la provincia de Córdoba. Aunque lejana, la posibilidad de que el nuevo año se estrene con nieve en algunos puntos de las sierras cordobesas es real. Algo que por el momento tan sólo es una posibilidad, y que en cualquier caso quedaría ensombrecida con el mejor de los cambios posibles para el nuevo año, la apertura del pasillo atlántico para que las borrascas que se forman en la fábrica de Terranova encuentren en el sur peninsular su meta de llegada. Aunque sólo sea por compensar el fatídico 2020, ya toca.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
Publicado el
28 de diciembre de 2020 - 06:00 h
stats