Descubren 42 teléfonos en miniatura dentro de la cárcel de Córdoba

Uno de los pequeños teléfonos descubiertos en una cárcel de España.

En los últimos dos años, los funcionarios de Instituciones Penitenciarias han descubierto un total de 42 teléfonos móviles en miniatura en el interior de la prisión de Córdoba. En total, los funcionarios descubrieron 21 en 2018 y otros 21 en 2019, según la información oficial del Ministerio del Interior remitida en una respuesta parlamentaria a EH-Bildu, y adelantada por El País.

Estos pequeños teléfonos móviles son introducidos de manera ilegal en la prisión, donde están totalmente prohibidos. Su pequeño tamaño hace que puedan entrar casi de cualquier manera y que sean imperceptibles en los registros habituales en todas las cárceles de España. Además, son baratos y se pueden adquirir desde 20 euros la unidad en Amazon.

Los microteléfonos de última generación funcionan perfectamente, según han confirmado a este periódicos fuentes de los sindicatos penitenciarios. Interior instaló hace años inhibidores, que no funcionan para los teléfonos de última generación como los interceptados. Muchos, aseguran, entran durante las visitas que tienen los presos.

Estos móviles garantizan la comunicación con el exterior de muchos presos. En España se han dado casos como el del narcotraficante Sito Miñanco, que seguía organizando sus negocios desde el interior de la cárcel con estos pequeños teléfonos, cuyo tamaño no es mayor que el del dedo de una mano.

La información de El País señala que lo que más preocupa es la presencia de posibles drones que puedan, incluso, ser operados desde dentro de la cárcel. En 2019, por ejemplo, detectaron cómo un dron había dejado caer en el patio de la cárcel cargadores para estos pequeños teléfonos móviles.

Etiquetas
stats