La década en que Córdoba y la Costa del Sol dejaron de estar a más de dos horas de viaje

Uno de los trenes AVE que une Córdoba con Málaga.

Hasta hace diez años, el viaje de Córdoba a Málaga era un infierno. En tren, el viaje duraba más de dos horas con parada (y a veces transbordo) obligada en Bobadilla (en las inmediaciones de Antequera). En carretera, por una peligrosísima carretera nacional, la N-331, que acumulaba en sus cunetas ramos de flores en recuerdo de los muertos que se había cobrado. Hace una década cambió todo. La carretera se transformó en autovía y el ferrocarril en un tren de alta velocidad.

En las navidades del año 2007 llegó a Málaga el primer tren de alta velocidad. Procedía de Córdoba, donde el AVE había aterrizado 15 años antes. Y lo hizo en un tiempo récord: 45 minutos. Este domingo se han cumplido diez años de aquel hito que costó 2.539 millones de euros en una obra que duró casi otra década y que se enfrentó a los problemas de las arcillas expansivas entre Santaella y Puente Genil, y a las filtraciones de agua en los gigantescos túneles del Valle de Abdalajís, en Málaga. Pero ahora, una década después, se puede ir a la playa desde Córdoba en apenas tres cuartos de hora, cuando hace una década, por carretera o ferrocarril raro era el que tardaba menos de dos horas.

Renfe asegura que a lo largo de esta década, 20,5 millones de viajeros han utilizado alguno de los más de 75.000 trenes que han circulado entre Córdoba y la capital de la Costa del Sol desde entonces. La mayoría lo han hecho desde Madrid u otros destinos, aunque han sido muchos los cordobeses que han aprovechado esta nueva conexión. De hecho, gracias al AVE a Málaga Córdoba es la segunda ciudad de España con más conexiones y frecuencias de trenes por alta velocidad... Solo por detrás de Madrid. Y aún está pendiente la puesta en marcha del AVE a Granada, lo que multiplicará, otra vez, las frecuencias en Córdoba.

Renfe comenzó a prestar el servicio entre Córdoba y Málaga el 24 de diciembre de 2007 y, de forma progresiva, ha ido incorporando nuevos viajeros a la relación. A escasos días de concluir 2017, la estimación es que el ejercicio se cierre con más de 2.442.000 usuarios, un 3,8% más respecto a los datos de 2016. La mayor parte de los viajeros (73%) utiliza este servicio para desplazarse punto a punto, es decir, entre Málaga y Madrid (en cualquiera de los dos sentidos).

Tren-avión

El tren se mantiene en posición de clara ventaja respecto al avión en la cuota de mercado de los viajes que se realizan entre Madrid y Málaga. Desde su puesta en marcha hace diez años, el AVE ha ido ganando terreno al modo aéreo de forma constante. Antes de la entrada en servicio del AVE, el avión era la opción elegida por el 72% de los viajeros, frente al 28% que escogía el tren. Inmediatamente después, en junio 2008, el tren comenzó a superar al avión al conseguir el 57% de dicha cuota. El récord se alcanzó este pasado mes de agosto al superar el AVE el 88% de la cuota de mercado frente al 11,9% del avión.

Diez años de Alta Velocidad

Entre las fechas marcadas en rojo en el calendario de la alta velocidad se encuentra febrero de 2008, cuando se prolongaba hasta Málaga el servicio Avant que hasta entonces cubría la relación Sevilla-Córdoba (trenes de alta velocidad para trayectos de media distancia). En enero de 2009, Renfe puso en marcha los trenes AVE directos entre Barcelona y Málaga, sin parada intermedia en Madrid, aprovechando la construcción del bypass ferroviario en Torrejón de Velasco que permitía continuar el trayecto hacia Aragón y Cataluña sin necesidad de entrar en la capital de España. Todos esos trenes sí que hacen parada en Córdoba, que ganó así nuevas frecuencias.

Una inversión de 2.539 millones de euros

La Línea de Alta Velocidad Córdoba-Málaga, que contó con una inversión de 2.539 millones de euros, cofinanciada en 890,3 millones de euros por el Feder, presenta un trazado de 154,5 kilómetros que discurren por 19 municipios de Córdoba, Sevilla y Málaga, provincias a las cuales dinamizó económica y socialmente de forma notable, pues durante su construcción se llegaron a contabilizar hasta 2.000 trabajadores empleados de manera simultánea, procedentes de estas y otras comarcas.

Además, la línea supone un eje de vertebración para Andalucía ya que favorece las comunicaciones ferroviarias entre Madrid y otras ciudades andaluzas, como es el caso de Loja y Granada. Cuando entre en servicio el tramo de alta velocidad Antequera-Granada, la capital de la Alhambra y Madrid quedarán a poco más de tres horas. Además, esta línea está conectada directamente con la nueva LAV Antequera-Granada, que también está cofinanciada por la Unión Europea a través del FEDER y por las ayudas RTE-T, lo que permitirá comunicar directamente por tren las ciudades de Málaga y Granada en un tiempo de viaje muy competitivo.

Construida en doble vía de ancho UIC (internacional), la línea está preparada para desarrollar velocidades máximas de hasta 350 kilómetros por hora y cuenta con una entrevía de 4,70 metros. La conexión de esta línea con la de Alta Velocidad Madrid-Sevilla, qué contó con ayudas europeas procedentes del FEDER, se realiza en el término municipal de Almodóvar del Río, a unos 14 kilómetros de la estación de Córdoba, donde el Ministerio de Fomento tiene intención de ejecutar un bypass que mejore sustancialmente la conexión Sevilla-Málaga.

Este bypass, de unos dos kilómetros de longitud y cuya redacción acaba de ser adjudicada a Ayesa, permitirá evitar el recorrido adicional hasta Córdoba y la inversión de marcha de los trenes en la estación, con una reducción aproximada de 20 minutos en los tiempos de viaje en la relación Sevilla-Málaga, cofinanciada por el Feder, y en la futura Sevilla-Granada, a través de la red de alta velocidad.

La apertura de esta Línea de Alta Velocidad vino acompañada de la puesta en servicio de las nuevas estaciones de Puente Genil-Herrera, Antequera Santa-Ana y Málaga María Zambrano. La complejidad de la construcción de esta LAV, sobre todo en el trayecto entre Antequera-Málaga, viene avalada por la existencia en esos poco más de 54 kilómetros de la mayoría de los más de 11 kilómetros de viaductos construidos (35) y de los más de 27 kilómetros del trazado en túnel (8), estacando en este último caso el túnel bitubo de Abdalajís, compuesto por dos túneles gemelos de vía única y sección circular, unidos entre sí por galerías transversales cada 350 metros, con longitudes de 7.280 y 7.300 metros espectivamente.

El suministro de energía de la línea procede de tres subestaciones eléctricas de tracción que se encuentran en Almodóvar del Río, La Roda de Andalucía (Sevilla) y Cártama (Málaga). Las dos primeras pertenecen al primer tramo en servicio de la línea de Alta Velocidad entre Córdoba y la estación de Antequera-Santa Ana, mientras que la de Cártama pertenece al segundo tramo. Además de estas subestaciones, existen 12 centros de autotransformación, situados entre subestaciones a una distancia aproximada de 10 kilómetros.

Todo este conjunto de instalaciones están telemandadas y controladas desde un Centro de Control de Operaciones (CCO) localizado en Antequera-Santa Ana (y que cuenta con otro CCO de apoyo en Madrid).

Señalización y protección

La Línea de Alta Velocidad Córdoba-Málaga cuenta con un sistema principal de señalización y protección del tren ERTMS/ETCS (European Rail Trafic Management System/European Train Control System) en sus niveles 1 y 2. El de nivel 2 es un sistema de protección del tren basado en una comunicación bidireccional entre la vía y los trenes a través de radio (Euroradio GSMR). Su principal ventaja es que cumple con los estándares europeos de señalización y omunicaciones y podrá ser una línea interoperable integrada en la Red Transeuropea de Alta Velocidad.

Como sistema de respaldo se emplea el ERTMS de nivel 1, basado en el envío de informaciones puntuales al tren a través de eurobalizas fijas, así como el LZB, un sistema de mando automático continuo, empleado en la Alta Velocidad Madrid-Sevilla, en el que el intercambio de datos entre el Puesto de Mando y el tren se realiza de forma inductiva por medio de una antena tendida a lo largo de toda la vía.

En caso de fallo de los sistemas anteriores, se puede emplear el Sistema de Anuncio de Señales y Frenado Automático (ASFA), constituido por un sistema de balizas que mediante acoplamiento inductivo suministran información de las señales al tren.

Elementos de seguridad

La doble vía de alta velocidad está equipada con una serie de elementos de detección y supervisión, cuya finalidad es incrementar la seguridad de los trenes. Uno de estos sistemas básicos de supervisión y seguridad es el sistema de detección de caída de objetos a la vía (DCO). Existen unos 90, de los cuales 70 están colocados en pasos superiores y otros 20 en los túneles del recorrido. Otro elemento importante es el sistema de detección de cajas y frenos calientes (DCC) con la instalación de siete detectores dobles en distintos puntos de la línea. Los sistemas de detección de impactos verticales en la vía (DIV) son también otros sistemas de seguridad, de los que se han instalado un total de cuatro detectores dobles.

Un cuarto elemento de seguridad lo constituye el sistema de supervisión de comportamiento dinámico del pantógrafo de los trenes (DCDP), encargado de evitar la rotura de los cables de la catenaria. La línea cuenta con tres detectores dobles. El quinto y último elemento es el sistema de detección de objetos arrastrados (DOA). La línea está equipada con seis de estos detectores dobles.

Según los últimos estudios de calidad realizados, el cliente del AVE en Andalucía se declara fiel a este modo de transporte y no se plantea elegir otro a la hora de realizar el mismo trayecto. Por ello, la mayoría recomienda el tren como el mejor medio de transporte para trayectos de larga distancia y le otorga una valoración de 8,28 puntos en una escala de 0 a 10. El índice de satisfacción con este servicio en su conjunto es de 8 puntos sobre 10.

Del total de los viajeros que han utilizado los servicios de Alta Velocidad-Larga Distancia este año en Andalucía, el 80% se ha beneficiado de algún tipo de tarifa con descuento. La tarifa Ida y Vuelta y la tarifa Promo, en cualquiera de sus modalidades, son las opciones de tarifa más vendidas.

Etiquetas
stats