¿Y por qué debo invertir en tu proyecto y no en otro?

Una de las presentaciones en el Founder Institute Andalucía de Loyola | MADERO CUBERO
El Founder Institute Andalucía celebra su primera sesión del año, ya con carácter eliminatorio, en el Campus Córdoba de Loyola

Los proyectos están más pulidos. Las presentaciones, más ajustadas al tiempo y a los requerimientos de los posibles inversores, a los que hay que seducir mientras corre el cronómetro. Ya son algunos menos de los que empezaron. El proceso de selección es duro y en la primera sesión de 2015 ya se pudo detectar que el nivel de presión afecta. Los emprendores que defienden sus modelos de negocio en el Founder Institute Andalucía enfilan la recta final de una aventura que se inició en noviembre en el Campus de Córdoba de la Universidad Loyola con el impulso de Bartos Cañete, CEO de la empresa Pypna.com y director de Founder Andalucía junto a Esteban Almirón (responsable de Emprendimiento de la Universidad Loyola) y Urs Rothmayr, director del Founder Institute en Barcelona. Esta aceleradora de empresas de base tecnológica surgida en Estados Unidos ha lanzado ya más de 600 'startups' y su objetivo es llegar a 1.000 al año. El exitoso desarrollo de la iniciativa en Córdoba está confirmando que la intuición de sus promotores fue certera.

En la última sesión celebrada, ya con carácter eliminatorio, los 'founders' pudieron exponer sus proyectos en periodos de tres minutos y con el apoyo de power-point. Todos recibieron 'feedback' y evaluación de mentores y cuatro expertos en la inversión en 'startups' que están siguiendo todo el proceso: Pablo Lancry, responsable de inversión en capital riesgo de Bankinter; Chema Pina, presidente de Keiretsu Fórum, el mayor foro de ´business angels' del mundo; Javier Hidalgo, CEO de Cerodefectos, consultoría andaluza gestora de patrimonios y fondos de inversión, y Ali Parandeh, emprendedor e inversor de Marbella.

Entre nervios y expectativas, los 'founders' afrontan cada sesión de evaluación en medio de un ambiente de alto voltaje sentimental. Es una carrera en la que los modelos de negocio van tomando cuerpo, añadiendo detalles y suprimiendo otros, incluso reclutando nuevos socios entre quienes forman el grupo. Pero, sobre todo, es un desafío para conseguir la financiación que lance de manera definitiva su negocio. De lo que suceda en las próximas semanas entre los muros de la Loyola puede depender que dentro de poco le sean muy familiares marcas como Talkyds, Publicapp, Miasesorcar, Córdoba Cinco Sentidos, Phototrip, The Clannish, Mente Ágil o Genially.

Etiquetas
stats