Cuatro años, 15.577 afiliados menos a la Seguridad Social

Trabajadores en el entorno del Guadalquivir | MADERO CUBERO
El aumento de contratos del mes diciembre, 6.197, tira del semestre, pero el empleo sigue lejos de recuperarse en la provincia | A falta de contabilizar diciembre, la capital sumaba 5.551 afiliados menos que en ese mismo mes de 2010

Los datos que se han conocido estos días, referidos al desempleo en diciembre, son los mejores en años, pero se refieren al paro registrado en la oficinas del SAE y hablan de una caída de 3.427 personas en el conjunto de la provincia, pero ¿qué ocurre con la afiliación a la Seguridad Social? Este dato es importante porque mide las altas vinculadas a todo tipo de contratos, incluido autónomos, y no discrimina entre inscritos y no en las oficinas del SAE. Acerca de esto, el dato intermensual es bueno (6.197 más que en noviembre) y también el interanual, 2.007 más que en diciembre de 2013.

¿Es suficiente? No, ya que si se compara con las cifras de diciembre de 2010, la provincia ha perdido 15.577 afiliados a la Seguridad Social, esto es, empleo destruido. ¿El empleo que se ha generado es estable como para hablar de una recuperación? Es cierto que interanualmente el dato es mejor, pero en el punto medio de la estadística el mes de junio marcaba un descenso de 7.017 afiliados con respecto a diciembre de 2013. Esto es, empleo que viene, empleo que se va y que vuelve a aparecer en el mes de diciembre con 6.197 nuevos afiliados.

¿Cambio de tendencia? En el total del semestre se ha producido un incremento de poco más de 9.000 nuevos afiliados. La mayor parte en el último mes. Este hecho no es la primera vez que ocurre. El año pasado el mes de junio cerró con  266.473 afiliaciones en la provincia y en diciembre había 277.502; esto es más de 11.029 afiliaciones que, seis meses después, perdían más de 7.000 afiliados para volver a recuperarlos seis meses después. La tendencia, por el momento, sigue siendo la de dientes de sierra, aunque sin recuperar los niveles de hace cuatro años.

Pérdida más suave en la capital

En Córdoba, este debate ya viene marcado desde hace años por el argumento electoral, gracias a la promesa de Nieto de no presentarse con un parado más que los contabilizados en diciembre de 2010, recientemente reconvertida primero en “vamos a observar la tendencia” y, posteriormente, en “fue una promesa a mi partido”.

La situación es análoga a la de la provincia, aunque con las cifras menos contundentes, no en vano el peso de las afiliaciones en la capital sobre el total de inscritos en la provincia, ha aumentado un 1,3% con respecto a 2010. ¿Suficiente? No, aunque la diferencia es menor, la destrucción de empleo en Córdoba ciudad se cifra en 5.551 inscritos menos en la Seguridad Social, casi 800 más que los 4.379 parados registrados más que hay desde que el ahora alcalde hizo su famosa promesa.

Acerca del cambio de tendencia al que aludió el edil de empleo, Rafael Navas, la respuesta que dan los números habla de un buen año 2014 en materia de afiliaciones, con crecimiento de poco de unos 3.000 inscritos de junio hasta el mes de noviembre (último dato en el Ministerio de Empleo) ¿Suficiente? Habrá que ver cuántas de las 6.197 altas se han registrado en la capital, aunque la diferencia con respecto a diciembre de 2010 se antoja difícil de conseguir; la tendencia  ya es otra cosa y que, en gran parte depende del color del cristal con que se mire.

Etiquetas
stats