Los cordobeses son los andaluces que menos esperan para operarse

Imagen de un quirófano

Los cordobeses esperan una media de 49 días para una operación no urgente, 66 días menos que la media del conjunto de pacientes del Sistema Nacional de Salud (SNS), según los datos ofrecidos este viernes por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) a fecha de 30 de junio de 2017.

Según ha indicado la Consejería de Salud, Andalucía fue pionera a nivel nacional introduciendo el decreto de garantías en 2000 para operarse de alguno de los más de 700 procedimientos que se incluyen y estableciendo que la demora máxima de estos procedimientos fuera de 180 días.

Asimismo, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, a fecha de 31 de diciembre de 2016, la espera media en el conjunto de comunidades era de 115 días.

En los 71 procedimientos en los que Andalucía da garantías para no superar los 120 días de demora quirúrgica, la demora en Córdoba es de 39 días, lo que supone 53 días menos que la media del Sistema Nacional de Salud (92 días) y ocho días menos que en el mismo periodo del año anterior.

Fue en 2006 cuando Andalucía decidió dar un paso más para mejorar los plazos máximos en los procesos más frecuentes, como cataratas, artroscopia, prótesis de cadera, hernia inguinal o varices de miembros inferiores, entre otros, reduciendo de 180 a 120 días la espera máxima para estas intervenciones.

Desde diciembre de 2016, la Junta garantiza además que los pacientes cardiacos no esperen más de 90 días para una intervención, a través de la Orden de 2 de junio de 2016, por la que se reduce el plazo de respuesta de procedimientos quirúrgicos relacionados con la cirugía cardíaca.

Asimismo, el pasado mes de agosto entró en vigor la Orden de 28 de octubre de 2016 que garantiza los plazos de respuesta quirúrgica para la reconstrucción mamaria tras un cáncer y que establece un plazo máximo de respuesta de 180 días.

La tasa cordobesa de pacientes que aguardan una intervención quirúrgica se sitúa en 6,85 pacientes por cada 1.000 habitantes, mientras que la tasa media del Sistema Nacional de Salud se eleva a 13,65 pacientes por 1.000 habitantes, casi siete puntos por encima de la tasa provincial. Para calcular la tasa cordobesa se tienen en cuenta los pacientes en lista de espera tanto para procesos con garantía de 180 días, como para aquellos de 120 y 90 días.

Espera estructural

Ésta es la denominada 'espera estructural' que establece el Ministerio para medir en el conjunto del Estado la situación global de la lista de espera quirúrgica. Si solo se tienen en cuenta los once procedimientos quirúrgicos seleccionados por el Ministerio como los más frecuentes (y en los que Andalucía garantiza un plazo máximo de 120 días), esta tasa en la provincia de Córdoba es de 3,21 pacientes por cada 1.000 habitantes, frente a la tasa de 5,51 pacientes por 1.000 habitantes en el SNS.

Así, Córdoba registra un descenso de casi un punto en estas tasas con respecto a junio del pasado año, concretamente un 0,80 menos en la tasa global de pacientes que esperan una intervención y un 0,3 menos en la referida a las operaciones que no deben superar los 120 días.

La sanidad pública andaluza, al igual que el resto de sistemas sanitarios, se enfrenta al reto del envejecimiento de la población, con mayor número de consultas, hospitalizaciones y cirugías en esta población. En el caso de Córdoba, las indicaciones quirúrgicas relacionadas con el envejecimiento de la población han subido un 2,6 por ciento en los últimos seis años. A este incremento, y a pesar de los años de crisis económica, se ha respondido con un mayor esfuerzo progresivo en el incremento de la actividad quirúrgica, que ha crecido en la provincia torno al 6,7 por ciento.

Anualmente, son más de 53.000 intervenciones las que se realizan en los 70 quirófanos y 91 puestos de reanimación y despertar con los que están dotados los hospitales públicos cordobeses. Además, los centros de atención primaria de la provincia de Córdoba realizan más de 1.400 intervenciones de cirugía menor.

Plazos

Andalucía garantiza desde el año 2005 un plazo máximo de 60 días para primeras consultas en la gran parte de especialidades hospitalarias y un plazo máximo de 30 días para la mayoría de pruebas diagnósticas.

En lo referente a consultas, la media cordobesa a 30 de junio de 2017 se sitúa en 32 días, 40 días menos que la media a nivel nacional (72 días a 31 de diciembre) y 20 días menos que en Andalucía. Además, respecto al mismo periodo del año anterior la espera se ha reducido en cuatro días.

Son casi 1,3 de millones de consultas las que se atienden en los centros hospitalarios cordobeses, de las que cerca de 514.000 son primeras consultas. En los últimos seis años, la demanda de consultas hospitalarias se ha incrementado un 2,39 por ciento. En pruebas diagnósticas, a 30 de junio de 2017, la demora media para pruebas diagnósticas es de 16 días, 18 días menos que la media andaluza, si bien son datos provisionales porque se están homogeneizando actualmente los sistemas de información corporativos.

Etiquetas
stats