Un cordobés podría ser elegido Papa

.
El cardenal Julián Herranz, nacido en Baena, pertenece al Sacro Colegio Cardenalicio

Un cordobés podrá ser elegido Papa. Tiene pocas papeletas de hacerlo y no aparece en casi ninguna quiniela, pero el cardenal Julián Herranz, nacido en Baena, forma parte del Sacro Colegio Cardenalicio y, por tanto y como todos los que están adscritos a esta institución de la jerarquía católica, será electo en el cónclave vaticano que se celebrará en marzo y que elegirá al sucesor del recién renunciado Benedicto XVI.

El Sacro Colegio de Cardenales se divide entre cardenales que son electores y los otros que no lo son, octogenarios, lo que significa que tienen voz pero no voto en el futuro cónclave aunque sí pueden ser elegidos papa. Julián Herranz tiene más de 80 años y por tanto no podrá votar pero sí hablar e incluso ser elegido.

Herranz nació en Baena en marzo de 1930. Por tanto tiene 82 años, sólo tres menos que el recién renunciado Benedicto XVI. Este cardenal cordobés ha sido presidente del Pontificio Consejo para Interpretación de los Textos Legislativos de la Curia Romana desde 1994. El 15 de febrero de 2007 el Papa aceptó su renuncia a este cargo por razones de edad. Además, es presidente de la Comisión Disciplinar de la Curia Romana desde 1999, cargo que desempeña en la actualidad. Es considerado uno de los más importantes expertos del Código de Derecho Canónico.

El purpurado cordobés está considerado como uno de los cardenales más influyentes durante el papado de Juan Pablo II. En los últimos meses ha dirigido la comisión que ha investigado el conocido como Vatileaks, el escándalo de la publicación de documentos del Vaticano que ha puesto patas arribas al catolicismo.

Etiquetas
stats