Cuando Córdoba se ve como un oasis para el verano

Recepción a los niños saharauis en la Ciudad de los Niños | RAFAEL MELLADO

“En Córdoba se pasa muy bien el verano”. Así dicho, sin contextualizar, esta frase se encontraría con decenas de respuestas en contra, termómetro en mano. Pero quien la dice, está habituado a vivir a 50 grados durante los meses de estío, en el Sáhara, con apenas pozos de agua y ninguna vegetación. Quien dice que en Córdoba se pasa muy bien el verano es Hamed, uno de los 162 niños saharauis que han llegado a la ciudad para pasar los meses de julio y agosto, un tiempo para cambiar sus campamentos en medio de la nada por un verano lleno de actividades, juegos y cariño.

Son las Vacaciones en Paz que cada año organiza la Asociación Cordobesa Amigos de los Niños Saharauis (ACANSA) con la colaboración de las instituciones y que este viernes ha recibido a los pequeños en la Ciudad de los Niños, donde han podido tomar un desayuno para gastar luego toda esa energía durante una mañana de juego en este área infantil.

“Córdoba tiene muchas cosas bonitas”, ha dicho también Hamed, que lleva ya cuatro años pasando sus vacaciones en la capital  y que, en nombre de los 162 pequeños, ha querido “dar las gracias a las familias de acogida” que durante este tiempo les ofrecen unos meses de paz y cariño.

Porque eso, el afecto, es el principal ingrediente de esta fórmula solidaria. “Van a recibir todo el cariño de las familias”, explica Tomás Pedregal, presidente de ACANSA, sobre la labor que se va a desarrollar gracias a 160 hogares cordobeses. “Hay muchas familias que repiten la experiencia porque el niño te engancha”, dice sobre el cariño mutuo que se establece entre los pequeños y quienes les acogen, una relación que se mantiene durante años.

Este verano se estrenan en la experiencia 58 familias. Una experiencia a la que cada año se quieren ir sumando más cordobeses. “Córdoba siempre ha sido solidaria, a pesar de la crisis y a pesar de todo”, apuntan desde la asociación. Porque se trata de solidaridad, de compartir el hogar que cada una de las familias tiene con un miembro más, un niño que llega para disfrutar en verano, para jugar y divertirse como única preocupación. Para ser uno más en las vacaciones de cada familia.

Y, como muestra, durante unas horas, los pequeños saharauis han hecho suya la Ciudad de los Niños. El parque, las atracciones y los juegos se han inundado de sus voces, de sus ágiles movimientos y, sobre todo, de sus sonrisas. También de las de sus familias de acogida.

“Ya sois parte de esta ciudad”, les ha dicho el concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Córdoba, Rafael del Castillo, en el acto de bienvenida preparado por el consistorio. Porque, desde el año 1994, Córdoba recibe a los niños saharauis, en una visita que ya se ha convertido en unas fechas señaladas con rojo en la agenda de muchas familias. Ahora, toca disfrutar del verano. Sí, también en Córdoba.

Etiquetas
stats